El regalo de mi mejor amigo me recordó el segundo día que estuve en Canadá…
Mis padres y yo conociendo la ciudad, encontramos un centro comercial enorme, y entré a una tienda de peluches. Estuve en el lugar un buen rato buscando algo que me gustara.
Entre todos los aparadores y estantes di un paso atrás para ver mejor y encontrar el camino de vuelta a la entrada, mi espalada chocó con uno de los grandes estantes y cuando miré atrás para ver si todo estaba bien… vi el peluche más hermoso de todos… Un pequeño lobo rojizo, con unos lindos ojos negros.
Ese fue su regalo, el lindo peluche que encontré ese día, sólo que tenía algo más
-¿Te gusta?-preguntó Bryer con un sonrisa amplia en su rostro.
-Si, muchas gracias… Vaya que lo guardaste bastante tiempo
-Jeje-soltó un pequeña risa tímida-bueno, si. Es que sabía que si no te lo daba en tu cumpleaños no lo aceptarías de otra forma… por eso espere.
-Gracias… pero, esta medallita no la tenía ¿o sí?
-Ah, bueno no. Eso lo compré aparte, es que la vi en una plaza y me acordé de ti…
Una pequeña medalla de oro, colgaba del cuello del peluche. La hoja de maple, aquella que estaba en medio de la bandera de Canadá, era la “medallita” que me compró mi amigo.
-Debió costarte mucho…
-No, en realidad-interrumpió- Mi madre me ayudo a pagarla y bueno… se supone que no se debe saber del precio del regalo, así que… Ya no me hagas más preguntas, Carlie.
Sonreí, el humor de mi mejor amigo siempre había sido eficaz conmigo.
Todo el día estuve con mi familia, con mis amigos… Ahora todo parecía ser perfecto. Nada podía fal… bueno, la verdad sí, ALGO ME FALTABA. Pero intentaba evitar pensar en eso, disfrutaba cada segundo con mis abuelos y tíos. Sabía que no se quedarían en Canadá y tenía que estar con ellos el mayor tiempo posible.
Leah, a pesar de siempre estar en contra de lo que era mi familia, parecía muy cómoda. Ruthie, seguía comportándose tímida y entusiasta al mismo tiempo, con mi padre. Una forma de actuar que yo no usaría en mi sano juicio, pero en presencia de la hermosa vampira que tenía por madre, creo que Ruthie estaba desesperada por llamar la atención.
Nuestra reunión terminó tarde, mis tíos y mis abuelos partirían en el avión de mañana a medio día. Estaba exhausta, y por más que quisiera pasar la noche con mi familia, tenía que dormir. Así que, tomé los regalos entre mis brazos y subí a mi recamara; me cambié la ropa y abrazando el pequeño lobo, me metí en la cama.
Ni un solo sueño, sólo yo entre mis ideas. No estaba en ningún lado, mi cama en medio de la nada y mis recuerdos volando al rededor… eso no era un sueño, sólo una película de cada cosa que había pasado en mi vida, desde el día en que nací. Cada suspiro que di, lo volvía a sentir. Incluso los olores del bosque.
A la mañana siguiente, desperté muy tarde… La 1pm… ¡Oh No Puede Ser Cierto! No pude despedir a mi familia. Me levanté de la cama y fui directo a la cocina para ver si mis padres estaban en casa y me decían algo de mis tíos y mis abuelos. Pero, no había nadie. Ni siquiera Leah. Decidí darme un baño y esperar a que regresaran.
Mi padre lejos y mi mente ahora era sólo mía, así que mientras el agua caliente rosaba mi cuerpo me decidí a decidir. Sí, hoy tenía que decidir si regresar a MI casa o no, tenía que decidir no ser egoísta o morir pensando en mí. Cada recuerdo que tenía con Jake, pasaba en mi mente una y otra vez.
Debía regresar, no por mí. Por él. Yo también tenía ganas de estar de nuevo con él, tenía ganas de volver a sentir su calor, ganas de ver esa hermosa sonrisa… Tenía que volver a casa.
Salí del agua y me envolví en una toalla, sequé mi cabello y me vestí con una playera y unos viejos pants, que había rescatado de las manos de mi tía Alice, era un día para vestirme sin glamour y pensar. Pensar en como le diría a mis padres que quería volver a Forks, pensar en como le diría a Leah, que ella había ganado. Como me despediría de mis mejores amigos y como le daría la noticia a Jacob. No quería que fuera una sorpresa, yo misma a veces odiaba las sorpresas.
Escuché a mis padres llegar y con la mente, como ya se me había hecho costumbre, llamé a mi padre…
-¿Qué sucede, linda?-dijo mi madre al entrar a mi habitación
-Bueno, yo… ¿dónde se metió Leah?- necesitaba un respiro más, y la manera perfecta de hacer tiempo para decir las cosas, en este momento, era preguntando por Leah.
-Aún está en el bosque-contestó mi padre con una voz fría y su rostro inexpresivo- dijo que quería un minuto lobuno.
-En ese caso, esperaré a que llegué, creo que esta noticia también le importa.
Mi padre, ya estaba enterado de mi decisión, claro ese don le servía de mucho. Mi madre salió de mi habitación y mi padre se quedó conmigo
-Renesmee, yo…
-Lo siento, papá-dije sin dejar que terminará la frase- siento haber… Papá, perdóname por dejar de confiar en ti, yo sé que lo hiciste por mi bien, y todo eso. Lamento si en algún momento te hice sentir mal, yo sé que no debía, tal vez fue porque mi mente se dejo llevar por los sentimientos y no pensé en que tú lo hicieras por mí y mi seguridad, además de que Jacob también tuvo la culpa de todo lo que pasó…
-Hija-dijo por fin- yo soy el que tiene que disculparse. Debí dejar que tú tomaras la decisión. Las personas más importantes para mí son tu madre y tú. También hice mal en convencer a Jacob de tomar la decisión.
Lo miré confundida ¿él había convencido a Jake? O sea que… ¡Ay! ¡Renesmee! Lo que tienes de bonita lo tienes de tonta… ¿Cómo no escuchaste a Jake? …Me regañe a mi misma una y otra y otra vez… Debiste oír lo que él tenía para decirte. Tonta, niña tarada.
-O sea que… Jake. Ay-suspiré y cerré mis ojos.
-Si, pequeña. Lo siento muchísimo. Y bueno, sé que Jake se pondrá muy feliz al saber… la noticia.
Abrí mis ojos y mi padre se había ido. En frente de mí, justo en medio de la cama, estaba mi celular… Lo tomé con ambas manos, busqué el número de la casa de Jake y marqué…
-¿Hola?-contestó Billy del otro lado de la línea
-Hola, Billy. ¿Está Jake?-pregunté con una voz muy tenue, estaba nerviosa. No sabía porque… bueno, volvería a hablar con aquel chico que me volví loca con sólo mirarme, y creo que eso me ponía muy nerviosa.
-Ah. Nessie, lo siento. No está, salió a hacer sus rondas.
-Bueno, gracias.
Los nervios desaparecieron de mi cuerpo, y una oleada de tristeza atravesó mi cuerpo. Terminé la llamada y bajé las escaleras, para esta hora, Leah ya debía estar en casa.
-Renesmee… ¿qué pasa?-preguntó por detrás haciéndome dar un salto.- lo siento, pensé que ya me habías oído.
-No importa, ¿podrían sentarse? tengo algo que decirles.
En menos de un minuto todos estábamos en la sala, sentados. Leah no parecía ansiosa, más bien tenía una gran sonrisa de satisfacción en su rostro; mi padre, como una perfecta figura de marfil y mi madre… ella si parecía ansiosa, a pesar de que me conocía lo suficiente para saber que pensaba, siempre se mostraba así conmigo.
-Ahora si linda, ya dinos que sucede, me tienes con el alma en un hilo…
-Relájate, Bella-dijo Leah si apartar la mirada de mí.
-Quiero decirles que…-suspiré- quiero regresar a casa. Quiero volver a la vida que tenía antes de estar aquí, claro que también me gustaría seguir en contacto con mis amigos.
-¡Al Fin! ¡Aleluya Renesmee!- festejó Leah sarcásticamente-tanto tiempo aquí, ya era justo.
-Sí,-sonreí- pero antes de que hagan planes de vuelo y todo eso, me gustaría avisarles a todos, y en especial a Jake…

Sii!! Después de hacerlos sufrir la espera jaja... bueno, en realidad sufrí más yo al no tener inspiración jeje... bueno, aquí ya leyeron el otro capítulo. Y como supongo se darán cuenta, ya sólo quedan 2 capítulos de la primera parte... la verdad ya tengo planeado el final y creo que hay por ahí una o dos personitas que también lo saben XD pero bueno, aún así espero que sigan pendientes y la verdad ahora espero más que nunca sus lengüetazos!!! Vamos, no les cuestan =D jeje bueno, si no quieren no... nadie los obliga...
En fin, una vez más gracias por leerme y seguirme aguantando...
Este capítulo, dedicado para... mmm... jeje creo que para aquel chico que es mi mejor amigo, mi hermano no oficial... jeje de nuevo para Javo, eskwincle sabes que te quiero un monton!!
Bueno, sigan votando para saber que les gusta si??

Hasta el próximo cap...

x0,
*TaNyA*

4 comentarios:

Bells dijo...

Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaa Tanyaaa tiempo sin pasarrr jhehehehe esta geniall y estoy deacuerdo con leah POR FINN PROBRE JACKE JEJEJ besitooss sube rapidito XD hehe te keroo byeee

kren dijo...

hola Tanya
hay me enknto lo del regalo jajaja
hay q bueno q x fin vuelven a fORKS aunq pobresitos de todos los q c qdan :(
jaja
espero el prox ok??
bay

Anónimo dijo...

wwwaaaaaaaaaa nonono hay no se q pensar osea si esta pkm q regrese con jacob pero pobres d sus amigos porfa no tardes en escribir zaz jajajaj super tu historia lo juro

besitos

karen

manzana dijo...

WOW... vaya q si nos hiciste sufrir... je... ah q padre q ya regresen a Forks... y el regalo... super... bueno espero con ancias el prox capitulo...


.....
.....


y claro q seguire rondando por aqui...


salidos...
y GRAX...