miércoles, 29 de julio de 2009

Capítulo XX "Te Amo"

Ah!! Aquí lo tienen!!! El final de la 1ra parte!!!!
Si si si!!! Espero pronto escribir más jeje... Espero que les guste y me dejen sus opiniones, reclamos, regaños, etc.. sobre este final... Al escribir recordé muchas cosas de años anteriores, incluos recordé mi primer amor =) [[Ay si!! yo bien experta no?? jaja]] Bueno... fueron tantas cosas que me vinieron a la mente que no hubo más dedicación que a los RECUERDOS... y a toda la gente que RECUERDO...

Se les quiere!!! Una le agarra cariño a la gente que la aguata... Gracias por seguir aquí ;D Regresen pronto jeje

x0,
*TaNyA*

P.D. Espero que recomienden esta historia con sus amigos jaja o un pokito de piblicidad no me caería mal jeje... GRACIAS! De nuevo les digo que espero sus lengüetazos y bueno ya ya... jaja lo dejo leer, disfrútenlo::

Seguía entre los brazos de Bryer. Las lágrimas no paraban de correr por mi piel, y el sentimiento de angustia estaba plasmado en mi pecho; pero… ¿por qué angustia?
Mis padres me llamaron para abordar el avión que nos llevaría de regreso a casa; me separé de Bryer y noté que también tenía los ojos vidriosos.
-Yo también te quiero, Bryer.-le dije al oído. Me despedí dándole un beso en la mejilla y seguí a mis padres.
Como siempre, el cielo estaba un poco nublado, no había sol; así que podía seguir mirando por la ventanilla sin preocuparme por el tenue brillo de mi piel. En esta ocasión Leah iba junto a mí en el avión, mis padres detrás de nosotras; cerré mis ojos intentando dormir hasta que aterrizáramos, pero no logré mucho.
-¿Qué le vas a decir?-preguntó Leah haciéndome abrir los ojos.
-¿Qué le voy a decir a quién?-dije girándome sobre mi asiento para mirarla.
-¿Qué es lo primero que le vas a decir a Jake, al llegar?
-Am, no lo sé… Me gusta a veces ser espontanea y no pensar en lo que haré.-tenía la mirada fija hacia la nada. Sus ojos también mostraron tristeza.- ¿qué sucede Leah?
-Es que… hasta donde yo sé, nunca le haz dicho a Jake que lo amas. Me preguntaba si… se lo dirías hasta que estuvieras segura de que eso sientes.
-Bueno… si, realmente nunca le he dicho “Te Amo”. Y la verdad nunca supe porque no lo hice… más bien si sé… fue por inseguridad. No estaba segura de las reacciones de Jacob y todo eso. Pero… ¿cómo qué segura de lo que siento? Siempre estuve segura de lo que siento por Jake; o ¿acaso él pensaba otra cosa?
-No, él no. Es que… yo… -su voz estaba llena de duda, no podía formular sus palabras.
-¿Qué sucede?-presioné- Sabes que digas lo que digas puedes confiar en mí.
-Yo soy la que dudaba eso. Lo que sucede, es que cuando yo estuve con… Sam. Y todo termino por la dichosa impronta; me prometí que no volvería a decirle “te amo” a alguien a menos que fuera verdad.
-¿O sea que cuando le dijiste a Sam que lo amabas…
-¡No!-dijo sin dejarme terminar la pregunta- Nunca le mentí. Realmente lo amaba, pero después de saber lo que es imprimarse, no estoy segura de querer decir esas palabras.
-A ver… ya no estoy entendiendo, ¿me dices que por qué no le dije eso a Jake si realmente lo sentía, y ahora dices que no son las palabras correctas?
-No. Bueno, sí. Lo que pasa es que, al menos yo, no creo que me pueda imprimar. Así que decidí volver a mi vida anterior, tú sabes: salir con chicos, ser sociable, etc. Y sé que en algún momento alguien me dirá que me ama y no será cierto, terminaré lastimada y sanaré. Yo no quisiera volver a decir esas palabras a menos que sean verdad y no sólo por decirlas. Para no salir lastimada y no lastimar a nadie, de nuevo. Y después de todo, también pienso que eso no es suficiente cuando quieres a alguien.
-Tú realmente crees que encontrarás a tu “media naranja”.-dije secando su lágrima con mi dedo- Lo sabes, Leah. Yo también lo sé. Lo encontrarás y le DEMOSTRARÁS lo que sientes, unas simples palabras no lo pueden hacer.
-Sí, tengo mis esperanzas de que ese “chico” llegué. Tengo mis dudas también, pero estoy decidida a no decir lo que no siento.
-Todo sería más fácil si todos nos imprimáramos. Pero, tu vida no sería tan divertida.-nos echamos a reír. La verdad es que el chiste no había sido gran cosa. Pero las dos éramos de la clase de personas que a veces se reí de cualquier palabra.
Seguimos conversando un largo rato de muchísimas cosas, hasta que dieron aviso de que estábamos en el aeropuerto de Port Angeles. Bajamos, recogimos las maletas y nos dirigimos a casa.
La verdad, esperaba a toda mi familia justo en la entrada del aeropuerto para darnos la bienvenida. Pero, aún así estaba muy feliz por haber llegado. Seguro no faltaba mucho para ver a Jacob de nuevo.
El volvo de mi padre, tenía que esperar al menos hasta mañana para llegar; así que el camino iba a ser algo largo y muy caro en taxi.
Después de media hora, estábamos cruzando los árboles que distinguían esos pequeños pueblos. Mi mente, de un momento a otro se volvió a llenar de ideas. Leah me había hecho realmente pensar… ¿Qué sería lo primero que haría al ver a Jake?
Me recargué en el hombro de mi madre y cerré mis ojos para imaginar lo que se sentiría volver a perderme en esos hermosos ojos negros. ¿Habría algo diferente al verlo después de tanto tiempo?
-Oye Renesmee-dijo Leah, haciéndome salir de mi mente.
-¿Qué sucede?-pregunté con algo de irritación en mi voz. El hilo de mis pensamientos había sido cortado nuevamente por esta chica.
-Ese… Bryer. ¿te gusta?
-¿Qué dices? Claro que no.
-Sólo me aseguraba. Parece que él también tiene interés en ti.-dijo con una sonrisa pícara en su rostro.
-No, ¿cómo crees? Él es mi mejor amigo, y yo soy su mejor amiga. Nada más-puse los ojos en blanco y volví a recargarme en mi madre, pude ver que ella también sonreía de la misma manera.
-Creo que tu mamá también pienso lo mismo…
-Piensen lo que sea, nosotros sabemos lo que somos… bueno, también mi padre.-escuché una pequeña risa del asiento de enfrente y volví a cerrar mis ojos ignorando todos los demás comentarios.
Me quede dormida lo que restaba del camino. Cuando por fin llegamos, me hicieron despertar y bajar del auto.
Aún un poco adormilada, me sentí como nueva, al sentir de nuevo el crujir de las hojas bajo mis tenis. Me talle los ojos intentando quitarme lo pesado de los párpados. Mi padre ya había bajado las maletas, Leah y mi madre, estaban ya en la puerta. Yo apenas podía caminar pero entré a la casa. Estaba del mismo modo que cuando nos fuimos, mis abuelos y tíos estaba sentados en la sala esperándonos, y un lobito color arena estaba descansando justo a un lado del sofá.
-Bienvenidos de vuelta-dijo mi abuelito al vernos entrar.
Sonreí y saludé a cada miembro de mi familia. Abracé al lobo por el cuello y con un susurró le pregunté por Jake.
Tomó una manga de mi suéter en su hocico y me llevo frente al cristal que había en lugar de muro.
-No veo a nadie, lobito. O… ah. ¿Está en sus rondas?-el lobo asintió y fue directo con su hermana.
Me quedé mirando a través de aquel frío cristal. Parecía que de nuevo tenía que esperar a que oscureciera. Subí a la que por mucho tiempo había sido mi recámara y me puse a desempacar
-¿Puedo pasar, linda?-preguntó mi padre del otro lado de la puerta.
-Claro- entró y se sentó en mi cama.- ¿qué sucede?-pregunté mientras me sentaba a su lado.
-Embry y Quil están aquí…
-Ah. Bajaré después, ahorita tengo que terminar esto-mi entusiasmo dejo de ser el mismo al no ver a Jake el primer minuto que de nuevo estuve en casa.
-¿Segura? Eso sería descortés.
-Si, lo sé. Pero es que…
-No creo que a Jacob le guste que lo hagas esperar tampoco-me interrumpió. Salí corriendo de la habitación y bajé las escaleras buscando a Jake con la mirada. No lo encontré en ese pasillo, fui a la cocina y tampoco estaba ahí.
Salí al jardín corriendo
-¡Jake!-dije cuando lo vi parado a unos metros de mí.
Fui hacia él y lo abracé; me hundí en el calor de su pecho, con las lágrimas de felicidad casi corriendo y mojando mi rostro.
-Nessie, que bueno que ya estás aquí-dijo besando mi cabello y respondiendo mi abrazo. Después de un momento nos separamos y pude ver sus ojos de nuevo, la alegría emanaba de ellos. Me sonrió, esa cálida sonrisa que lo caracterizaba.-te extrañe demasiado.
-Yo también, Jake.-tomé su rostro entre mis manos y él se inclinó. Nuestras bocas volvieron a encontrarse y una vez más, después de tanto tiempo lejos, sentí su cálido aliento sobre mí. Mientras me perdía entre los movimientos de sus labios, lancé mis brazos a su cuello y él enrolló los suyos alrededor de mi cintura.
La necesidad de respirar nos hizo apartarnos. Volví a reflejarme en el oscuro brillo de sus ojos, y por primera vez me sentí completamente segura de lo que sentía, y de lo que debía decir…
-Te amo, Jake.
lunes, 27 de julio de 2009

Capítulo XIX “Despedida”

Mis padres me miraron con los ojos llenos de dulzura y alivio, y yo también estaba llena al saber que regresaría pronto a casa, con mi familia.
-Bueno, y ¿cuándo se nos hace el otro milagro?-preguntó Leah sentándose junto a mí.
-¿Qué otro milagro?-dije volviéndome hacia ella
-Sí, ¿cuándo le hablarás a Jake?
-Bueno, intenté llamarlo hace un rato y no estaba. Lo llamaré en la noche…
-Bien, entonces… ¿cuándo te quieres ir?-preguntó mi papá con mucha ansiedad. Una ansiedad que nunca había visto en él.
-Bueno… como dije, primero quiero avisarles a todos. Tal vez… el miércoles.-me había encariñado muchísimo con esta ciudad y despedirme, al menos me llevaría unos días.
-Está bien, linda. Esperaremos a que llames a Jake.-dijo mi madre levantándose del sofá-saldremos a hacer algunas compras.
Asentí y mis padres ya habían desaparecido. Leah también decidió dar un último paseo; así que nuevamente me había quedado sola.
La ansiedad me comía, no quería esperar hasta el anochecer para escuchar la voz de Jake. Pero, si volvía a llamar una y otra vez insistiendo por él; quizá Billy se preocuparía o se desesperaría tanto que no quisiera volver a escuchar de mí. ¡Ah! El drama ahora invadía mis ideas. Para no sentirme más presionada llamé a Bryer para saber si podía hacerle una visita y darle la noticia.
Salí de la casa y caminé una calle. Ruthie, ya me esperaba en la puerta
-Hola, Carlie.-me saludó con un beso en la mejilla- Mi hermano dijo que vendrías, él salió a la tienda un momento, ahorita regresa.
-Gracias, Ruthie.-intenté sonreír, pero la idea de dejar a mis amigos tan lejos de mí me hacía estremecer.
-¿Qué sucede?-preguntó invitándome a pasar. Nos sentamos alrededor del comedor y puse mi cara entré mis manos. Tomando aire para no llorar.
Ruthie esperó a que me calmara un poco, sin preguntarme nada más.
-Nos vamos de Canadá-dije con un hilo de voz.
-¡¿Qué?!
-Sí,-la miré y sus ojos estaba llenos de frustración. No sabía si era por mí y por nuestra amistad, o por el lazo de nuestras familias, o simplemente por mi padre. Ruthie, en el tiempo que llevábamos aquí, realmente se había “encariñado” con mi papá.
-Pero, ¿por qué? ¿Cómo?
-Es que… Bueno, yo lo decidí. Hasta ahora me decidí a regresar con mi familia; a regresar a la vida que tenía. Sin olvidar la que tuve aquí, claro. Pero decidí regresar por lo que siento, por quien me necesita.
-Vamos, eres una niña. ¿Quién podría necesitarte?
-Jacob-dijo Bryer detrás de mí. No me había dado cuenta que ya estaba dentro de la casa.- Carlie, dime que no decidiste regresar por él.
-¿Qué con ese chico?-le preguntó Ruthie a su hermano.
-Él es… ¿cómo decirlo?... Hmmm. Es el chico que Renesmee…-sí, ahora ya no era Carlie para él. Renesmee había salido de sus labios junto con el coraje en su voz.- quiere. Él es quien hizo que ella estuviera aquí. Fue quien la hizo sentir lo peor del mundo
-Sí,-lo interrumpí-Bryer. Pero, tú sabes lo que fue y es para mí. Sabes que es algo fuera de la naturaleza, así que por favor no me regañes ni nada. Además, fui yo la que se hizo sufrir sola.
-Claro, por eso fue todo lo de lo olvidaré, no quiero hablarle. Vamos, Renesmee. Sabes que esto no es justo para ti.
-Venía a preguntar si ustedes querían ir a despedirme el miércoles. Al menos, quisiera que me acompañen hasta que me vaya de aquí.-me levanté de la mesa, con los ojos vidriosos. Y salí de ahí. Fui directo a la misma calle donde había conocido a mi mejor amigo. Me senté en la misma acera donde había tropezado y me solté a llorar.
Pronto me iría, volvería a mi vida; pero dejaría otra aquí. Mis amigos; cada risa que tuvimos en la escuela, en reuniones. Como fui conociéndolos, y como fueron sucediendo cosas increíbles; como lo rápido que te encariñas con una persona sin si quiera saber su apellido. Los maestros, incluso, habían sido muy buenos conmigo. Extrañaría todo esto. Hasta la nieve imprevista, que impedía que me pusiera una falda sin botas.
Perdía muchas cosas, pero sé que ganaría muchas más. Tan sólo el volver a ver esos hermosos ojos negros era un gran premio para mí. Mi mejor amigo se había molestado por que volvería a la persona que me “había hecho daño”.
El llanto seguía sobre mi rostro, pero tomé un bocado de aire y me decidí a regresar a casa. La noche iba cayendo, así que las lágrimas cesaron al recordar que escucharía la voz con la que tanto soñaba.
Entré, y Leah estaba en el teléfono.
-Ah, mira. Ya está aquí… Que te diga ella.-dijo en un murmullo y se volvió a mí-Renesmee; te ahorre el tiempo de marcar.
Tomé la bocina.
-¿Hola?
-¡Nessie! ¿Qué sucede? Dijo Billy que llamaste. Pensé que ya no querías saber de mí. Leah dijo que tenías una noticia.-apenas podía respirar, pero controlé mi voz.
-Jake, sí. Bueno… yo. Te llamé en la mañana, porque quería que fueras el primero en saber. Claro, tuve que decirle a mis padres y todo. También mis amigos se enteraron, bueno no todos. Pero…
-Sí-interrumpió- pero, ve al punto. Claro que adoro escuchar tu voz. Pero me pones nervioso.
El color se subió a mi rostro. Después de mucho tiempo, de nuevo esa sensación.
-Bueno, el miércoles regresamos a Washington.
-¿En serio? O sea, que al fin te podre ver. Ya me perdonaste…
-Jacob. ¿Cómo no perdonarte? Eres el ser más especial para mí.
-Tú también… Te amo, Ness.-aún no podía decírselo. Después de todo este alboroto, estaba decidida a decir lo que sentía; por primera vez, cabe aclarar; y quería que fuera de frente.
-Me tengo que ir. Espero verte pronto.
No escuché nada más, terminé la llamada. Seguro el pensó que “te amo” me asustó; pero realmente quería decírselo después. Eso podía esperar un poco; bueno, podía esperar a tenerlo conmigo.
Llamé a Derek y le di la noticia. Él también sonó triste, había sido un gran amigo mío. Los días pasaron rápido… El miércoles llegó cuando menos lo esperaba. Había sido muy impredecible el cambio del tiempo, me sentía feliz por eso. Más pronto vería a Jake; pero también la tristeza me invadió. Mi mejor amigo ni siquiera había llamado para saber porque no había ido a la escuela los últimos dos días; ya sabía la respuesta, pero creo que el motivo de mi regreso lo molestó mucho.
Las maletas estaban listas, y el avión salía de la ciudad a las 4pm. Así que me dio tiempo de arreglar las últimas cosas.
Cuando salimos de la casa, no pude evitar sentir nostalgia y derramar una pequeña lágrima. Extrañaría hasta la pequeña casa que teníamos aquí.
Llegamos al aeropuerto, dos horas antes. Yo no había comido nada, así que mi mamá me compró algo. Nos sentamos a esperar y yo a comer. No tenía mucha hambre, la emoción, los nervios y la tristeza estaban juntos en mi garganta. Como pude me terminé el sándwich; más bien, Derek lo hizo por mí. Él estuvo todo el tiempo con nosotros esperando y cuando llegó la hora de partir me dio un abrazo de despedida. Las lágrimas llegaron a mis ojos, pero no pudieron correr por mis mejillas; ahora me prometía que sería más fuerte y no dejaría que mi rostro se humedeciera por todo lo que me ocurría.
Cerré mis ojos mientras estaba entre sus brazos y respondí su abrazo con la misma fuerza…
-¿No me vas a abrazar a mí?
Al escuchar esa voz, las lágrimas se desvanecieron y pude abrir los ojos, sin peligro de llorar.
-¡Bryer! ¡Ruthie!
-Hola, Renesmee-dijo Amelie detrás de mí.
Solté a Derek y corrí a darle un abrazo a Ruthie. Amelie se despidió de mis padres y de mí… Abracé a Bryer por última vez…
-¿Por qué siempre llegas de sorpresa?-susurré en su oído.
-Porque así soy… -dijo sin separase de mi abrazó-Espero te vaya muy bien, regresa pronto…
-Claro que sí. Volveré cuando pueda.
-Te esperaremos todos…-ahora sí, el llanto y los sollozos regresaron al escuchar sus últimas palabras- Te quiero, Carlie.

Hi!!!
Jejeje... bueno... MUCHAS GRACIAS POR SEGUIR PENDIENTES!!! Jeje, como ven ya el final está con una letra en el blog XP Ya está cosidito y listo para subirse, pero los haré sufrir juajuajua no se crean. Sigue en edición. Y bueno, todo gracias a ustedes... También a quienes han hecho que esta historia se escribiera... Mis editoras por ejemplo jeje Mane, Lupe y Jessica!!! Ustedes me ha apoyado editando mis capítulos jaja bueno, dandome ideas y todo... También gracias a Jess, la segunda parte ya está en mi mente!!! Después de 3 horas en el teléfono, pudimos lidiar con el gran dilema... El próximo viernes, espero, les traeré una probadita de la segunda parte en dos formas:: FanFiction y SongFiction, para ver que escrito les gusta más... espero que el final esté aquí pasando mañana =D [[Yo y mis esperanzas XD]]


Muchas Gracias de nuevo y la verdad si espero sus comentarios, para ver que les gusto o que le falta... Este capítulo me hizo llorar un poco al escribirlo porque recordé muchas cosas... Así que bueno, va dedicado a los chicos que aparecen en esta historia y a mis editoras maravillosas =D Este capítulo también entra en votación!! Si quieren votar por el dejenme su lengüetazo!!
Los esperó de regreso pronto...

x0,
*TaNyA*
El regalo de mi mejor amigo me recordó el segundo día que estuve en Canadá…
Mis padres y yo conociendo la ciudad, encontramos un centro comercial enorme, y entré a una tienda de peluches. Estuve en el lugar un buen rato buscando algo que me gustara.
Entre todos los aparadores y estantes di un paso atrás para ver mejor y encontrar el camino de vuelta a la entrada, mi espalada chocó con uno de los grandes estantes y cuando miré atrás para ver si todo estaba bien… vi el peluche más hermoso de todos… Un pequeño lobo rojizo, con unos lindos ojos negros.
Ese fue su regalo, el lindo peluche que encontré ese día, sólo que tenía algo más
-¿Te gusta?-preguntó Bryer con un sonrisa amplia en su rostro.
-Si, muchas gracias… Vaya que lo guardaste bastante tiempo
-Jeje-soltó un pequeña risa tímida-bueno, si. Es que sabía que si no te lo daba en tu cumpleaños no lo aceptarías de otra forma… por eso espere.
-Gracias… pero, esta medallita no la tenía ¿o sí?
-Ah, bueno no. Eso lo compré aparte, es que la vi en una plaza y me acordé de ti…
Una pequeña medalla de oro, colgaba del cuello del peluche. La hoja de maple, aquella que estaba en medio de la bandera de Canadá, era la “medallita” que me compró mi amigo.
-Debió costarte mucho…
-No, en realidad-interrumpió- Mi madre me ayudo a pagarla y bueno… se supone que no se debe saber del precio del regalo, así que… Ya no me hagas más preguntas, Carlie.
Sonreí, el humor de mi mejor amigo siempre había sido eficaz conmigo.
Todo el día estuve con mi familia, con mis amigos… Ahora todo parecía ser perfecto. Nada podía fal… bueno, la verdad sí, ALGO ME FALTABA. Pero intentaba evitar pensar en eso, disfrutaba cada segundo con mis abuelos y tíos. Sabía que no se quedarían en Canadá y tenía que estar con ellos el mayor tiempo posible.
Leah, a pesar de siempre estar en contra de lo que era mi familia, parecía muy cómoda. Ruthie, seguía comportándose tímida y entusiasta al mismo tiempo, con mi padre. Una forma de actuar que yo no usaría en mi sano juicio, pero en presencia de la hermosa vampira que tenía por madre, creo que Ruthie estaba desesperada por llamar la atención.
Nuestra reunión terminó tarde, mis tíos y mis abuelos partirían en el avión de mañana a medio día. Estaba exhausta, y por más que quisiera pasar la noche con mi familia, tenía que dormir. Así que, tomé los regalos entre mis brazos y subí a mi recamara; me cambié la ropa y abrazando el pequeño lobo, me metí en la cama.
Ni un solo sueño, sólo yo entre mis ideas. No estaba en ningún lado, mi cama en medio de la nada y mis recuerdos volando al rededor… eso no era un sueño, sólo una película de cada cosa que había pasado en mi vida, desde el día en que nací. Cada suspiro que di, lo volvía a sentir. Incluso los olores del bosque.
A la mañana siguiente, desperté muy tarde… La 1pm… ¡Oh No Puede Ser Cierto! No pude despedir a mi familia. Me levanté de la cama y fui directo a la cocina para ver si mis padres estaban en casa y me decían algo de mis tíos y mis abuelos. Pero, no había nadie. Ni siquiera Leah. Decidí darme un baño y esperar a que regresaran.
Mi padre lejos y mi mente ahora era sólo mía, así que mientras el agua caliente rosaba mi cuerpo me decidí a decidir. Sí, hoy tenía que decidir si regresar a MI casa o no, tenía que decidir no ser egoísta o morir pensando en mí. Cada recuerdo que tenía con Jake, pasaba en mi mente una y otra vez.
Debía regresar, no por mí. Por él. Yo también tenía ganas de estar de nuevo con él, tenía ganas de volver a sentir su calor, ganas de ver esa hermosa sonrisa… Tenía que volver a casa.
Salí del agua y me envolví en una toalla, sequé mi cabello y me vestí con una playera y unos viejos pants, que había rescatado de las manos de mi tía Alice, era un día para vestirme sin glamour y pensar. Pensar en como le diría a mis padres que quería volver a Forks, pensar en como le diría a Leah, que ella había ganado. Como me despediría de mis mejores amigos y como le daría la noticia a Jacob. No quería que fuera una sorpresa, yo misma a veces odiaba las sorpresas.
Escuché a mis padres llegar y con la mente, como ya se me había hecho costumbre, llamé a mi padre…
-¿Qué sucede, linda?-dijo mi madre al entrar a mi habitación
-Bueno, yo… ¿dónde se metió Leah?- necesitaba un respiro más, y la manera perfecta de hacer tiempo para decir las cosas, en este momento, era preguntando por Leah.
-Aún está en el bosque-contestó mi padre con una voz fría y su rostro inexpresivo- dijo que quería un minuto lobuno.
-En ese caso, esperaré a que llegué, creo que esta noticia también le importa.
Mi padre, ya estaba enterado de mi decisión, claro ese don le servía de mucho. Mi madre salió de mi habitación y mi padre se quedó conmigo
-Renesmee, yo…
-Lo siento, papá-dije sin dejar que terminará la frase- siento haber… Papá, perdóname por dejar de confiar en ti, yo sé que lo hiciste por mi bien, y todo eso. Lamento si en algún momento te hice sentir mal, yo sé que no debía, tal vez fue porque mi mente se dejo llevar por los sentimientos y no pensé en que tú lo hicieras por mí y mi seguridad, además de que Jacob también tuvo la culpa de todo lo que pasó…
-Hija-dijo por fin- yo soy el que tiene que disculparse. Debí dejar que tú tomaras la decisión. Las personas más importantes para mí son tu madre y tú. También hice mal en convencer a Jacob de tomar la decisión.
Lo miré confundida ¿él había convencido a Jake? O sea que… ¡Ay! ¡Renesmee! Lo que tienes de bonita lo tienes de tonta… ¿Cómo no escuchaste a Jake? …Me regañe a mi misma una y otra y otra vez… Debiste oír lo que él tenía para decirte. Tonta, niña tarada.
-O sea que… Jake. Ay-suspiré y cerré mis ojos.
-Si, pequeña. Lo siento muchísimo. Y bueno, sé que Jake se pondrá muy feliz al saber… la noticia.
Abrí mis ojos y mi padre se había ido. En frente de mí, justo en medio de la cama, estaba mi celular… Lo tomé con ambas manos, busqué el número de la casa de Jake y marqué…
-¿Hola?-contestó Billy del otro lado de la línea
-Hola, Billy. ¿Está Jake?-pregunté con una voz muy tenue, estaba nerviosa. No sabía porque… bueno, volvería a hablar con aquel chico que me volví loca con sólo mirarme, y creo que eso me ponía muy nerviosa.
-Ah. Nessie, lo siento. No está, salió a hacer sus rondas.
-Bueno, gracias.
Los nervios desaparecieron de mi cuerpo, y una oleada de tristeza atravesó mi cuerpo. Terminé la llamada y bajé las escaleras, para esta hora, Leah ya debía estar en casa.
-Renesmee… ¿qué pasa?-preguntó por detrás haciéndome dar un salto.- lo siento, pensé que ya me habías oído.
-No importa, ¿podrían sentarse? tengo algo que decirles.
En menos de un minuto todos estábamos en la sala, sentados. Leah no parecía ansiosa, más bien tenía una gran sonrisa de satisfacción en su rostro; mi padre, como una perfecta figura de marfil y mi madre… ella si parecía ansiosa, a pesar de que me conocía lo suficiente para saber que pensaba, siempre se mostraba así conmigo.
-Ahora si linda, ya dinos que sucede, me tienes con el alma en un hilo…
-Relájate, Bella-dijo Leah si apartar la mirada de mí.
-Quiero decirles que…-suspiré- quiero regresar a casa. Quiero volver a la vida que tenía antes de estar aquí, claro que también me gustaría seguir en contacto con mis amigos.
-¡Al Fin! ¡Aleluya Renesmee!- festejó Leah sarcásticamente-tanto tiempo aquí, ya era justo.
-Sí,-sonreí- pero antes de que hagan planes de vuelo y todo eso, me gustaría avisarles a todos, y en especial a Jake…

Sii!! Después de hacerlos sufrir la espera jaja... bueno, en realidad sufrí más yo al no tener inspiración jeje... bueno, aquí ya leyeron el otro capítulo. Y como supongo se darán cuenta, ya sólo quedan 2 capítulos de la primera parte... la verdad ya tengo planeado el final y creo que hay por ahí una o dos personitas que también lo saben XD pero bueno, aún así espero que sigan pendientes y la verdad ahora espero más que nunca sus lengüetazos!!! Vamos, no les cuestan =D jeje bueno, si no quieren no... nadie los obliga...
En fin, una vez más gracias por leerme y seguirme aguantando...
Este capítulo, dedicado para... mmm... jeje creo que para aquel chico que es mi mejor amigo, mi hermano no oficial... jeje de nuevo para Javo, eskwincle sabes que te quiero un monton!!
Bueno, sigan votando para saber que les gusta si??

Hasta el próximo cap...

x0,
*TaNyA*
miércoles, 15 de julio de 2009

Capítulo XVII “Tiempo”

La opinión de Leah me hizo hervir la sangre de coraje, ¿acaso un chico y una chica no pueden ser amigos sin que los demás piensen que es otra cosa? Nunca me había sentido tan enojada con Leah, pero traté de tranquilizarme y mientras ellos terminaban de conversar, yo estaba preparando las palabras adecuadas para que Leah decidiera irse de aquí sin nosotros.
Pronto Bryer y su familia se despidieron, me senté sobre el sofá
-¿Puedo hablar con ustedes?-pregunté cruzando mis brazos. Mis padres y Leah se sentaron frente a mí.
-¿Qué sucede, pequeña?-preguntó mi madre tomando la mano de mi papá.
-Si quieres convencerme de largarme de aquí sin ustedes, no podrás hacerlo-advirtió Leah poniendo su brazos igual que los míos, como retándome. Los retos, no me gustaban, pero cuando el reto era fuerte contra mí, no podía evitar aceptarlo.
-No, realmente no quiero convencerte.-le clave la mirada con más intensidad de la que mi tía Rosalie podía haberlo hecho.-Mi intención no es… Leah, eres mi amiga-dije con una voz tranquila, me puse de pie frente a ella-pero quiero que te vayas de aquí, yo no regresaré por ningún motivo. Jacob quizo que esto sucediera, ahora que tomé las consecuencias en serio. Lo repetiré una última vez… NO REGRESARÉ.
-Linda,-dijo mi madre poniéndose en medio-no creo que…
-Haber Nessie…-dijo con sarcasmo- No es que quieras regresar-Leah hizo a un lado a mi madre con facilidad, ahora ya estaba temblando, ella nunca pudo controlar sus impulsos-Es que tienes que hacerlo, pronto sentirás la necesidad de regresar, y yo esperaré a que eso ocurra…
-No lo creo-interrumpí; ahora la tenía frente a mí, aún siendo de la manda, casi igualaba mi estatura, era un poco más alta que yo. Nada más.
Mi padre, se puso en medio, ahora. Yo no quería pelearme con Leah, pero si no había otra forma de alejarla…
-Renesmee, ve a tu habitación.-ordenó mi padre tomándome de los hombros. Miré una vez más a Leah y subí a mi recámara….
Los días, las semanas, los meses pasaban y Leah seguía aquí, no entendía porque mis padres no le decían nada de cuando se iría, creo que ellos también estaban de acuerdo en regresar. Mis opiniones las reservaba, y con Leah no volví a hablar a partir de aquella “pelea”. Jacob no volvió a llamar desde que Bryer habló con él.
En la escuela no me iba mal, prácticas, exámenes, podía con todo. Pero me dejaban leer mucho, y a diferencia de mis padres, mi gusto por la lectura era muy limitado; el maestro de literatura dijo que para el próximo y último examen del año, vendrían preguntas de “Un Munco Sin Fin”. Ya tenía el libro, mi padre me había dicho que era muy bueno. La lectura no era mi fuerte y después de dos semanas a penas iba a llegar a la mitad; recordé que el examen sería en sólo unos días, así que tomé el libro y me senté en el sofá a leerlo
-Tanto tiempo después y ¿aún no piensas hablarme?-preguntó Leah detrás de mí.
-No tengo intenciones de hacerlo-contesté sin mirarla. De repente, me tomó del brazo y me jaló para mirarla. El libro saltó de mis manos
-Escúchame, Renesmee. Jacob, es tan importante en tu vida que quieres quedarte aquí por cobarde, no quieres enfrentarlo de nuevo.-junté los dientes, ¿cobarde?...
-¡No soy cobarde y ¿sabes qué? Ya estoy harta…!
-¿De qué? De escuchar la verdad. –interrumpió- Renesmee, sabes muy bien que es cierto todo lo que te he dicho. Piensa en él. No seas egoísta.- soltó mi brazo y salió.
Como si nada hubiera sucedido tomé el libro del piso, y cuando buscaba la página en la que me había quedado un papel calló de entre las secas hojas. Levanté la hoja del piso, y mis ojos se llenaron de lágrimas al ver que no era una hoja de papel, si no una fotografía; mi vista se nublo, ¿por qué recordar me hacía tanto mal? No podía ser posible tanto lloriqueo de mi parte. No recordaba que había dejado esa fotografía ahí. Jacob y yo juntos en el bosque.
Ya no podía evitarlo más, la verdad era que extrañaba y amaba a Jacob demasiado, aún seguía sintiendo algo muy fuerte por él; pero no podía regresar, no lo haré.
Tomé la fotografía entre mis manos y la puse sobre mi pecho, el dolor seso un poco al tener a Jake junto a mi corazón. Me levanté del sofá, tomé mi chaqueta y salí a dar un paseo de nuevo, caminar me ayudaba a secar las lágrimas de mis ojos. Pensar lejos de mi padre era un alivio…
No sé cuanto tiempo estuve caminando, sólo decidí regresar hasta que noté la oscuridad en el cielo. Llegué a casa y subí a mi habitación, metí la fotografía en el portarretratos vacío. Aún no estaba lista para regresar a casa, necesitaba más tiempo… no sé cuanto exactamente, yo misma me odiaba por no saberlo.
El tiempo era una cosa muy interesante y frustrante en mi vida. Las cosas pasaban tan rápido que no me daba cuenta… a penas recordaba la noche en que me dormí abrazando la fotografía de Jacob conmigo y de pronto ya era septiembre. ¿Cómo pudo suceder? ¿Tanto tiempo en un parpadeo?
Noté la fecha y el tiempo que había vivido aquí hasta que mis padres me despertaron cantando con sus melodiosas voces “Las Mañanitas”. Era mi cumpleaños, había pasado casi un año en Canadá, increíble.
Me abrazaron y me dieron un pequeño paquete color amarillo con un lindo listón rojo, no era muy grande. Lo abrí y dentro tenía una hermosa cadena plateada con pequeño dije. Un diamante en forma de corazón… Justo como el de mi madre.
-Hoy cumples 16 años, pequeña, y creímos que era hora de darte uno de los diamantes de mi madre.- dijo mi padre con una hermosa sonrisa en su rostro.
-Pero, también tenemos otra cosa. Bueno, no es de parte de nosotros pero…-mi madre sacó de su bolsillo una cajita de madera. No sabía que esas pequeñas cajitas de madera, tan chicas como para un anillo de compromiso, existieran. Aún así la abrí con una gran sonrisa…
Otro collar, sólo que este era diferente. En lugar de un lindo corazón de diamante tenía un bello sol tallado. Sin duda una linda artesanía; en lugar de una cadena elegante de plata tenía un hilo transparente. Era realmente hermoso. Mi padre era la elegancia en persona, mi madre era un poco más espontanea. Pero, parecía que la persona que había enviado el pequeño sol, me conocía muy bien; mi estilo era más orgánico.
-Muchas Gracias por todo. Ahora, me daré un baño ¿si?-dije levantándome de la cama.
-Claro linda, apresúrate. Queremos celebrar tu cumpleaños como se debe. Aún faltan regalos por abrir…-mi madre me guiño el ojo cuando dijo la última palabra.
Me metí a la ducha, me sequé. De mi armario tomé una linda falda color beige y una linda blusa anaranjada, era mi conjunto favorito y era totalmente inapropiado para mi tía Alice; recuerdo que cuando lo usaba en Forks no me dejaba salir de la casa hasta que no me cambiará, decía que los colores no combinaban. Cepille mi cabello y lo deje suelto.
Bajé las escaleras y cuando llegué al comedor me sorprendió ver a mis padres, mis amigos Bryer, Derek y Ruthie, mis tíos Alice, Jasper, Emmett, Rosalie, mis abuelitos Carlisle y Esme. Leah también estaba con ellos con una gran sonrisa.
Mis ojos se volvieron a inundar, pero antes de dejar correr las lágrimas, corrí a abrazar a toda mi familia… Hacía tanto que no los veía, mí tía Rosalie tan maternal como siempre, mi tía Alice después de abrazarme y darme un beso de bienvenida, me volvió a recordar lo que “combinación” significaba. Abracé a mis tíos y mis abuelos. Mi abuelita Esme parecía hundirse en sollozos sin derramar una sola lágrima… Estaba tan feliz de verlos a todos aquí. Cada uno me dio sus regalos, y bueno, como era de esperarse muy lindos y exagerados.
Mis amigos también me desearon felicidades y me abrazaron como nunca lo habían hecho. Leah me felicitó, y aunque durante mucho tiempo no había hablado con ella, yo sabía que seguía siendo mi amiga. La abracé y le pedí una disculpa por como me había comportado con ella. Un cumpleaños perfecto, sólo me faltaba algo.
Abrí todos mis regalos después de comer pastel, mi sabor favorito… chocolate. Cada regalo era algo especial para mí. Bryer fue el último e darme su regalo, me había dicho que lo había guardado por mucho hasta esta ocasión…
Deshice la envoltura y abrí la caja… Si, lo había guardado desde hace mucho

Lo prometido es deuda!!!
Aquí el capítulo número dos del día de hoy!!!
Espero los hayan disfrutado así como yo disfruté mi cumple [[aunque todavía no se acaba jeje]] bueno, para quienes quieran seguirme leyendo... Esten pendientes, pronto viene el final!!!
Gracias!!!... Este capítulo va dedicado a mi amiga Jess, Jessica o Kangu!! jaja una chica muy parecida a la Leah que existe en mi mente!!!

x0,
*TaNyA*
Seguí mirando por la ventana, hasta que ese hermoso pelaje gris se decidió a entrar.
Bajé las escaleras muy desesperada…
-Leah… ¿qué estás haciendo aquí?- pregunté mientras le daba un gran abrazo. Ella nunca soporto a mi familia, pero después de tanto verme con Jake, terminó siendo una gran amiga mía. Ignorando mi pregunta, se metió en la cocina, y se transformó en humana. Parecía que nadie se había percatado de aquel lobo en la calle, un gran lobo en medio de la ciudad no era nada extraño después de todo.
Esperamos en la sala hasta que Leah saliera de la cocina, y cuando se acerco nos dijo…
-Bueno, sé que no es muy cortes que me aparezca de la nada en Canadá,- su mirada era de disgusto y su voz era penetrante- sé que no le quieres contestar las llamadas a Jacob, y que te quieres olvidar de él y todas esas tonterías que pasan por tu cabeza, y aunque no les parezca estaré aquí con ustedes hasta que Edward decida regresar a Forks y que tú Renesmee te des cuenta del daño que le hiciste a Jacob.
-¿Yo dañe a Jake?-pregunté con un hilo de voz.
-Sí. No llevas ni una semana lejos de él y lo haz hecho sentir peor que cuando estaba enamorado de tu madre.-en verdad estaba disgustada, y su amenaza de quedarse en casa, era en serio.
-Él fue el que pidió que me alejaran…
-Lo sé-interrumpió clavándole la mirada a mi padre.- pero sabes que esa decisión fue sin pensar. Jacob es como mi hermano, lo sabes, y siendo una manada, lo que él siente nosotros también. No sabes lo que él sufre al no tenerte cerca, nosotros debemos recibir ese mismo dolor por ti.
Mis padres no decían palabra, sólo escuchaban a Leah y me miraban mientras tanto.
-No pienso regresar a Forks-dije mirando al suelo- al menos no por ahora.
-Justo como pensaba, Renesmee igual de testaruda que sus padres. Pero como dije no saldré de aquí, hasta que ustedes vengan conmigo. Sacrificaré mi hermosa libertad por eso.
Mi vista se nublo, mis ojos se volvieron a llenar de lágrimas. ¿Realmente Jake sufría por tenerme lejos? Pero, fue él, el que me alejó.
-Pequeña-dijo mi padre tomándome en sus brazos- sé que la decisión de mudarnos, fue muy precipitada. Si tú quieres, podemos volver en el próximo avión…
-No-interrumpí entre lágrimas y sollozos.- quiero… quedarme.
-Oh por favor Renesmee, no hagas esto más difícil.-Leah se puso de rodillas frente a nosotros.-Sabes que te lo digo como amiga, Jake está sufriendo.
Las lágrimas seguía rodando por mis mejillas, y la voz se me había ido. Leah nunca me había mentido, y la verdad siempre salía de ella. Por más que buscara, la razón de mi llanto no existía.
-Linda,-dijo mi madre con una voz dulce-regresemos…
-¡No!-grité, no medí el volumen de mi voz. Quería que me escucharan, no me quería ir.-Quiero quedarme.
Subí a mi habitación sin escuchar más palabras. Jacob no podía estar sufriendo, él quiso esto.
Me metí en la cama, seguía llorando. Traté de pensar en otra cosa y olvidar que Leah había venido. Fue hasta la medianoche que pude introducirme en mi propia mente y soñar.
Cuando desperté, un enorme lobo gris estaba durmiendo justo a lado de mí.
Me levanté tratando de no hacer ruido y me metí a la ducha. Me vestí para ir a la escuela, bajé a desayunar y le pedí a mi padre que me llevara a la escuela. Aún era muy temprano, pero prefería estar en escuela sentada en una banca esperando la hora de la clase, en lugar de estar en casa escuchando cuando “sufría” Jacob.
Durante el camino a la escuela mi padre me volvió a preguntar sobre el regreso a Forks. Lo ignoré por completo.
Entré a la escuela sin al menos decirle adiós a mi padre.
Justo afuera de la cafetería había un lindo jardín, con pocos árboles y muchísimo pasto. Aún faltaba una hora para entrar a clase, así que me recosté sobre el pasto, cerré mis ojos y sin pensar en nada disfrute de ese gran momento… sola.
-¿No dormiste bien?-preguntó Bryer, haciéndome abrir los ojos.
-Pues, realmente no. Anoche…-mi celular, de nuevo comenzó a sonar. Jacob. ¡Caray! ¡¿Por qué no puede dejar de hacerme sentir mal?! ¿Acaso no sabe que Leah se encarga de recriminarme las cosas?
-Préstame tu celular, yo contestaré por ti.-estire la mano y se lo di.- ¿Hola?
-¿Nessie?-pude escuchar su voz, aun cuando no tuviera el teléfono.
-No. ¿Tú eres Jacob, no?
-Si… ¿quién eres tú?-se escuchaba muy confundido, su voz estaba lejos de mí, pero sabía distinguir los sentimientos de Jacob aún cuando no lo tuviera enfrente.
-Soy el mejor amigo de Renesmee, y te voy a pedir que dejes de molestarla.
-Ningún niño me va a decir que hacer…
-No, no te estoy amenazando ni nada por el estilo, hazlo como un favor para ella.-terminó la llamada y me devolvió el celular.- ¿Anoche?
-Gracias-dije con una pequeña sonrisa.
-No hay de que. Espero que no te vuelva a molestar.
-Ha, no hay duda de que lo hará.
-Bueno, olvídalo por un momento… dime ¿qué sucedió anoche?
-No puedo, de hecho, lo que sucedió anoche tiene que ver con él.
-Oh, entonces supongo que no debí…
-No, -dije antes de que terminara la frase- estuvo muy bien lo que le dijiste. Pero es que anoche,-Bryer se sentó a un lado de mí- ¿recuerdas a Leah?
-¿Cómo olvidar algo que me dijiste ayer? Bueno, mostraste.
-Si…-sonreí, aún mirando el pasto- Bueno, anoche llegó a la casa. Y bueno…
Puse mi mano sobre su mejilla, las palabras no podían salir de mi boca. Lo hice escuchar cada palabra que Leah me dijo… y parece que también lo hice sentir lo que yo.
-¿Debo acostumbrarme a eso?-preguntó cuando las imágenes terminaron
-Creo que… si-sonreí.
Sonó el timbre, era hora de ir a clase. Con Bryer, el día no era tan pesado, nunca hacia falta una risa entre nosotros. Aún sintiendo un hueco en mi pecho, me sentía feliz de estar aquí y tener a un chico extraordinario como mejor amigo…
Cuando terminaron las clases, acompañé a Bryer a su casa para que Amelie y Ruthie fueran a hablar con mis padres… y Leah.
Llegamos a casa y mis padres estaban sentados en la sala… con ella, y parecía estar al tanto de todo. Bryer y yo pedimos ir a comer, así que su conversación sería más privada si nosotros estábamos en la cocina. Bueno, yo podía escucharlos aún, pero estando en otra habitación me era más fácil olvidar que Leah estaba aquí.
-Amelie, ella es Leah. Una amiga de la familia… -comenzó mi padre-Bryer nos contó sobre tu secreto.
-Sí, lo sé… Él también me dijo sobre ustedes y su familia.
-Sólo podremos estar más tiempo aquí si ustedes prometen guardar nuestro secreto. Nosotros no diremos absolutamente nada sobre ti.
-Sé lo que esto implica y la verdad no veo necesidad de esta reunión, su secreto es como el mío propio.-tomé un respiro muy profundo.
-Muchas gracias.-dijo mi madre-Creo que ahora nuestras familias estarán un poco unidas debido a esto.
-Claro que sí. Además mi hijo y Renesmee, parecen entenderse muy bien.
-Demasiado bien para… solo ser amigos-dijo Leah con una voz retante…

Hola a todos!!!
Bueno, el primer capítulo de hoy!! jejeje Muchas Gracias por sus felicitaciones, la verdad hoy en mi cumple he tenido más felicitaciones que en años anteriores, todo gracias a todos ustedes!! Y a los chicos de blogs muy queridos como Bella Morte!!! ...Club Twilight...!!! Twilighters Mexicanos!! y claro a todos mis queridos amigos de la escuela y de toda la vida!! ^^ En serio Muchas Gracias!! También a cada querido lector o lectora de mi FanFic x seguir por aquí!!!

De nuevo Gracias y en un ratito más el siguiente capítulo!!!

x0,
*TaNyA*
sábado, 11 de julio de 2009

Capítulo XV “Largo día, larga tarde… ”

Eran como las 5pm, pero Derek se despidió, tomó sus cosas y se fue a casa. Ahora era Bryer el que parecía nervioso. Claro, las miradas de mi padre no eran muy amables… Yo me senté con mis padres, los tres juntos y Bryer frente a nosotros.
-Renesme te dijo la verdad…-comenzó papá- y bueno, tenía derecho a hacerlo, pero creo que no pensó las cosas. Ahora tú y tu familia corren peligro.-mi padre lo dijo con mucha tranquilidad y… ¡Oh! Por Dios… es cierto. Lo había olvidado, los Vulturis ¿Se enterarán? ¿Cómo es que les mostré todo y no pensé en eso? ¡Maldición!
-¿Lo dice por los Vulturis?-preguntó mirando hacia el suelo
-Sí, precisamente por ellos.-mi padre parecía muy tranquilo-claro, no tienen por que enterarse, o al menos por nuestra parte no.
-Gracias, yo prometo guardar silencio. Tengo experiencia en eso de guardar secretos… Y creo que hay uno que ustedes tienen que saber.-creo que mi padre ya lo sabe, bueno eso de leer las mentes ayuda en algo, pero mi madre y yo estábamos igual de sorprendidas.-mi madre, Amelie. Es… igual a Carlie.
Abrí los ojos lo más que pude, ¿Cómo? ¿Qué? Pero Bryer es humano… ¿o no?
-¿Igual a mí?-pregunté sin mirarlo
-Si, es mitad humana-mitad vampira. Su padre fue vampiro y creaba seres como Carlie, por un largo tiempo ella vivió con él, pero después de conocer sus verdaderos motivos decidió hacer una vida como la de su medio hermano.-su historia me parecía conocida… ¿por qué?
-¿Cómo se llama tu abuelo?
- Joham, y se llamaba. Murió.-en su voz no se notaba sentimiento alguno.
- Nahuel-susurró mi madre.
-Él es su medio hermano, nunca lo he conocido, pero conozco su historia. ¿Cómo saben de él?-creo que cuando le mostré mis recuerdos no mencioné el nombre de la persona que Alice llevó para salvarnos.
-Él fue el que ayudo a que Renesmee pudiera vivir. Fue testimonio y prueba viviente de que mi hija no es peligrosa-contestó mi padre con una cara de frustración-¿cómo es que no me di cuenta antes? ¿Tu madre tiene algún don?
-No, parece más humana que vampira, y bueno nuestro padre era humano. Por eso Ruthie y yo somos humanos, o eso creemos-sonrió, estaba realmente tranquilo ahora.
-Creo que después de todo, eso de que mis padres siendo vampiros te ponen los pelos de punta, no es cierto…-dije clavando la mirada en él.
-Bueno, era la expresión que me pareció correcta, más que nada porque no te lo dije antes. Es que esperaba la aprobación de mi madre, Carlie.
-Entendemos que ustedes también tienen un gran secreto, que debían guardar. Y por eso, creo que ahora tenemos más confianza en ti. Pero también necesitamos hablar con tu madre y tu hermana ¿está bien?-pidió mi madre con una hermosa sonrisa en su rostro. Ahora mis padres, quieren hablar con todo el mundo aquí.
-Claro, ustedes díganme cuando y donde.
-¿Podrías pedirles que vengan mañana?
-Si, le avisaré a mi mamá esta noche.
‘Papá, ¿puede quedarse un tiempo más, Bryer, conmigo?’-pensé
Mi padre asintió.
-Bryer… ¿quieres quedarte un rato más?-pregunté con una sonrisa en mi rostro. Me hacía muy feliz saber que no era la única chica con un secreto así en esta ciudad.
-Si tus padres lo permiten… Me encantaría.
-Claro, que sí. Eres bienvenido-terminó mi madre.
Bryer y yo subimos a mi habitación con nuestras cosas. Comenzamos a hacer la tarea sentados en el suelo con todos los libros. Después de lo que nos había dicho todo parecía normal, aunque bueno, fue muy extraño. Pasamos todo el tiempo bromeando y haciendo los deberes, obviamente. Increíble el cariño que puedes sentir por una persona que apenas conoces. Tal vez, suena muy ilógico, pero hay veces que las cosas suceden por que así debe ser; sin aviso, algo que a mi tía Alice le molestaría mucho.
Eran las 7pm y la noche aún no llegaba. Cuando terminamos la tarea le mostré fotos de toda mi familia, y cosas que me habían regalado.
-Parece que tu tío, Jasper, quiere mucho a Alice ¿verdad?
-Sí. De toda la familia, ellos son los que más demuestran su amor el uno por el otro.
De repente, comenzó a sonar mi celular. Lo saqué de mi mochila. Jacob me estaba marcando, de nuevo... La música aún seguía y lo dejé en la mesa de noche.
-¿No contestarás?
-No… No quiero hablar con esa persona.
-Es él… ¿o no?
-Si, Jacob.- la música se detuvo. Suspiré.- ya no quiero saber nada de él.
-Mejor… sígueme mostrando más fotos.-dijo sonriendo.
-Mejor te enseño… un cuaderno muy especial.-le regresé la sonrisa mientras sacaba un cuaderno de mi mochila.-En esté cuaderno escribo cada cosa que se me ocurre o como me siento, es como escribir un diario, pero más original. Tiene desde envolturas de dulces, hasta fotografías pegadas.
Le mostré un pequeño cuaderno azul con las cubiertas de madera, una media luna perforada y la primera página era amarilla. Eso hacia que en la portada la luna resaltará del azul. Y como si yo fuera la autora de un libro, mi nombre estaba escrito en la primera página. Más recuerdos…
Garabatos hechos por mí, escritos de lo que pensaba. Había un poco de todo, incluso huellas. Cada página me traía un recuerdo diferente.
-Ya es tarde… Creo, que será mejor que me vaya también debo avisarle a mi mamá lo de mañana.
-Está bien, te acompaño a la puerta.
Bryer se despidió de mis padres, prometiendo no olvidar decirle a su mamá sobre la reunión. Salió de la casa, mis padres estaban conversando en la cocina y bueno, yo no quería interrumpir así que subí a mi habitación muy desganada. Había sido un largo día, tenía ganas de pensar y nada más, me acerqué a la ventana de mi habitación y miré hacia fuera. La calle estaba muy alumbrada y sola.
Del otro lado de la acera había un jardín o un parque, no distinguí que era; mis párpados pesaban, tenía sueño. Cerré los ojos por un instante y cuando los abrí…
-Papá, ¿puedes venir?-dije muy sorprendida al ver que afuera había alguien mirándome. Sentada en el pasto esperando a que el sueño se alejara de mí.
Cierro los ojos un segundo y ya estoy alucinando, no puede ser cierto. Algo es seguro, llegó corriendo… Pero… estoy dormida, sí, todo es sueño.
Mi padre entró a mi habitación y se unió a mi sorpresa cuando se asomo por la ventana…
-Hay que dejarla entrar-dijo dejando las palabras en el aire, salió de mi habitación y bajó las escaleras. No era un sueño. Estaba despierta, mi padre no alucina. Y claro que estaba feliz de que estuviera aquí, hacía tanto que no nos veíamos. Pero… ¿por qué sólo ella? Y ¿por qué estaba aquí?

Hola!!!
Muchas Gracias por los premios!!! Wii!!! Y no olviden votar!!! Falta poco para mi celebración!!! Muchas Gracias por leerme de nuevo. La verdad, este capítulo si está medio loco, bueno MUY loco. Tanto como yo...[[en el buen sentido de la palabra]] La verdad es que todas las historias siempre tienen una parte incoherente, y bueno decidí que el capítulo XV fuera de esta manera porque va dedicado a cada Twilighter Locamente Obsesionado!!! y A Mis Locas Amigas [[lo siento si loca es un insulto para ustedes]] de BELLA MORTE!!! ^^ Sigan pasando por aquí y babeandome con sus lengüetazos!!! Todos son especiales =D

x0,
*TaNyA*
Otra versión de esta entrada!! jeje... MCUHÍSIMAS GRACIAS POR TODOS LOS PREMIOS!!! AY!! DE VERDAD, NO SABEN QUE EMOCIÓN!!! =D

Las reglas....
1º.-Exhibir la imagen del sello
2º.-Poner el enlace de la persona que te lo ha regalado.
3º.-Elegir 10 personas para pasárselo.
4º.-Escribirles un mensaje en su blog para que se enteren de su premio




Requisitos:
1) Agradecer a la persona que te lo envió
2) Decir que pareja, ya sea de libro o pelicula, te gusta más:
3) nombra a tu amor imposible (famoso si, no queremos que se peleen con sus novios por esto)
4) Cita una escena de amor de tu libro favorito:
5) pasalo a 5 blog y di cual escena romantica de la historia te gusta mas.
Mi pareja preferida:: Jacob y yo jajaja no es cierto... Alice y Jasper los más romáticos!

Mi Amor Imposible:: Nick Jonas y Taylor Lautner!!!!! mis amores platónicos!!

Cita una escena de amor:: Mmm... de mi libro favorito= New Moon [[disculpen que lo ponga en inglés!! es que no lo tengo en español =S y me da flojerita traducir XD]] Y bueno, no es una escena de amor... más bien, bueno de Jake y Bella. A partir de esta escena, juré no volver a romper una promesa, por más chikita que fuera...

"Bella...?" Jacob asked in a troubled voice.
I pulled my face out of my hands to see Jacob hesitating in the kitchen doorway; he hadn´t left when I'd thought. It was only when I saw clear drops sparkling in my hands that I realized I was crying.
Jacob's calm expression was gone; his face was anxious and unsure. He walked quickly back to stand in front of me, duckin his head so that his eyes were closer to being on the same level with mine.
"Did it again, didn't I?"
"Did what?" I asked, my voice cracking.
"Broke my promise. Sorry"
"'S'okay," I mumbled. "I started it this time."
His face twisted. "I knew how you felt about them. It shouldn't have taken me by surprise like that."
I could see the revulsion in his eyes. I wanted to explain to him what Alice was really like, to defend her against the judgments he'd made, but something warned me that now was not the time.

So I just said, "Sorry," again.

Escena romántica:: Bueno, obviamente, mi historia favorita es la saga de crepúsculo... y la escena romántica que más me gusta es... Hmmm... El momento en el que Jacob ve a Renesmee a los ojos por primera vez...

Aunque no lo crean, después de estos premios hay más... Ay! De Verdad... MUCHÍSIMAS GRACIAS!

1) Nombrar al blog que te lo entregó.
2) Comentar tu lado oscuro.
3) Hacer entrega a 4 blogs que tengan las mismas caraterísticas.
4) Explicar la razon por la que se lo otorgas.

Bueno, mi lado oscuro... jeje creo que Bella Morte tiene razón jua jua para escribir se necesita cierto lado oscuro jeje y bueno, mmm mi lado oscuro, me gusta hacer sufrir jaja no, no es cierto.

Otros más jeje...


"Los blogs que han recibido el Award Seamos amigos son excesivamente encantadores. Este tipo de blogeros pretenden encontrar y hacer amigos. No están interesados en el auto-agrandarse. Nuestra esperanza es que cuando los lazos de estos premios estén cortados, incluso más amigos sean propagados. Por favor, poned más atención en estos escritores. Reparte este premio a ocho blogeros"

1.- Agradecer a quien te le obsequio

2.- Decir un autor que te encante: Stephenie Meyer

3.- Tu libro favorita: Luna Nueva

4.- Algo que entusiasme: Escribir para quien me quiere leer y leer las opiniones de ellos. [[Mil Gracias a Todos!!]]

5.- Algo que odies: Mmm... Las películas de terror jeje...

6.- Y obsequiar a 6 blogs este premio diciendo el por qué (se puede repetir y por supuesto otorgárselo a quien te lo otorgo)

Muchas Gracias TeChO por todos los premios que me otorgaste!!! ^^ Y Claro a todos lo chicos que me otorgaron los demás!!! La verdad, es que son muchos que ya no recuerdo quien me los dio jeje... Bueno [[sin sonar presuntuosa]] si recuerdo claro a todos los que me los otorgaron, pero no recuerdo cual de cada quien... bueno MCUHÍSIMAS GRACIAS!!! Gracias a ustedes mi blog es conocido jajaja y bueno, obvio estos premios tienen dueño... y mencionaré 12 de mis blogs favoritos, que mis lectores tienen que visitar!!!! jaja... bueno para mis bloggeros queridos jeje

*Twilighters Mexicanos*

*Bella Morte*

*Twilighticas Sólo Para Fans*

*...Club Twilight...*

*Crepúsculo Venezuela*

*Crepúsculo Morelos*

*Diario de una ¿adolescente?*

*Renesmee*

*Mi Sol De Medianoche*

*-Regreso Al Destino-*

*Nueva Luna Nueva Story*

*Sólo Vampiros Latinox*

MIL Y UN MILLÓN MÁS DE GRACIAS

viernes, 10 de julio de 2009

Capítulo XIV “Secretos”

‘Renesmee, ¿qué estás a punto de hacer? ¿Te volviste loca?’ me repetía a gritos una y otra vez en mi cabeza.

-¿La verdad? ¿De qué hablas?-preguntó Bryer con una voz muy clara.
De nuevo esa voz: ‘Renesmee Carlie Cullen Swan, estás a tiempo de no decir nada ¡cállate! No digas una palabra más’

-Si, mis más grande secreto, la base de toda mi vida. Estar aquí depende de eso y por eso también llegué, más bien UNO de mis secretos… Hay muchos, y muchas mentiras-bueno, al menos con esto la vieja Renesmee, que sólo habla sin parar de los nervios, había vuelto-pero debes prometer que no dirás nada.- supliqué

-Claro que no, tranquila, pero… ¿cómo que la verdad?-preguntó de nuevo sin levantarse de su lugar. Aún estábamos en el salón, no podía hablar muy fuerte, las paredes escuchan todo, sobre todo si esa pared se llama Valentina y está loca por tu amigo, pero… mi don.
¡Claro! mi don; hacía años que no lo utilizaba, me enseñaron a usar las palabras para decir las cosas; y esta vez me serviría para que nadie escuchara. Vaya lógica. Me levanté del asiento y él hizo lo mismo, me acerque. Puse mi mano sobre su mejilla, y sin una sola palabra le mostré todo…

Cuando nací y vi a mi madre en la cama agonizando, a mi padre desesperado por salvarla, los fríos pero cariñosos brazos de mi tía Rosalie, la mirada perdida de Jacob cuando me vio por primera vez. Las risas, las lágrimas, cada momento importante de mí vida. Cuando mi padre me puso en el lomo de Jake para que nos alejáramos juntos; la sensación de tener los labios, de aquel chico de ojos negros, justo sobre los míos. Mis sentimientos por mis padres, mis abuelos, mis tíos, mis amigos, por Jacob; lo que realmente era mi familia, lo que era yo. Cada pequeño secreto, cada mentira. La verdadera razón por la cual estaba llorando la noche que lo conocí. La razón por la cual estoy en Canadá. Le mostré cada pedazo de mi vida, cada parte de mí. Cada secreto guardado.

Bajé mi mano y pude observar a Bryer mordiéndose el labio. Sabía que la sorpresa no lo dejaría hablar por unos minutos, o que quizá saldría corriendo.

-Mira, yo sé que es extraño. Pero, es la verdad y quería decírsela a alguien…

-Carlie-interrumpió, tenía la mirada perdida- es extraño, pero gracias por confiar en mí. Creo que no es fácil poder decírselo… a alguien después de tantas cosas.

-Entonces… ¿no saldrás corriendo?

-Jajaja claro que no, aunque debo admitir que eso de que Bella y Edward sean vampiros me pone los pelos de punta.

-En serio, ¿me crees?

-Pues, después de verlo con mis propios ojos, claro que sí. Y dime, ¿qué le van a decir a Derek?
¡Derek! Lo había olvidado…

-Oh… No lo sé. Pero ahora que lo sabes todo, ¿quieres acompañarnos? Mis padres tienen que saber que te dije la verdad. Sé que no me perdonaran, pero deben saberlo. Además, serás un gran apoyo para mí.-las últimas palabras las dejé volando en el aire mientras yo bajaba la mirada.

-Está bien, sólo déjame avisarle a Ruthie-dijo mientras guardaba sus cosas en la mochila.

-Sí ¿Seguro qué, no tienes nada que decirme o reclamar?

-No, claro que no. A pesar de tener poco de conocerte, ya eres una persona muy valiosa para mí.

-Bueno, llama a tu hermana y te espero con Derek en la entrada.

Tomé mis cosas y salí del salón, mientras buscaba la salida pensaba en lo que acababa de hacer. Decirle todo a mi mejor amigo, bueno nuevo mejor amigo… ¿Había sido lo correcto? ¿Saldría corriendo a contárselo a todo mundo? Vaya primer día que había tenido…

-¡Nessie!-escuché a alguien gritarme detrás. Me di media vuelta

-Derek, iba justo a buscarte para irnos los tres a casa…

-Si, yo también iba justo a la entrada… ¿los tres?-me preguntó juntando sus cejas

-Ah si, Bryer también nos va a acompañar, es que vive cerca de mi casa, además de que él también quiere saber la historia que teníamos en Forks.

Sin más palabras caminamos hasta la entrada y esperamos. Cuando Bryer llegó, los tres caminamos hacía la casa. Gracias al cielo, no era muy lejos, el silencio ya se había vuelto incómodo.

Mis padres nos esperaban en la sala…

-Hola, pequeña. ¿Cómo te fue en tu primer día?-preguntó mi madre sin levantarse del asiento.

-Hola, m… me fue muy bien. Gracias-contesté dejando mis cosas sobre el sofá

-Buenas tardes-dijeron Derek y Bryer al unísono…

-Hola, chicos. ¿Quieren comer o conversar primero?-les preguntó mamá con un gesto de hospitalidad, justo como mi abuelita Esme lo hacía; pero la expresión de mi padre no era muy agradable…

‘Traje a Bryer a casa porque… le dije la verdad. Bueno, se la mostré papá. Lo siento’- dije dentro de mi cabeza para que mi padre pudiera escuchar…

-Yo tengo hambre…-dije antes de que cualquiera respondiera, le daría tiempo a papá para planear bien sus palabras.

-Está bien, les serviré

-Derek, ¡Qué sorpresa encontrarte aquí!-dijo mi padre levantándose para saludarlo.

-Si, también a ustedes… Fue muy extraño como encontré a Nessie

-Dejen sus cosas ahí-les dije señalando el espacio junto a la puerta.

-¿Por qué estás en Canadá?-preguntó mi papá invitándolos a sentarse.

-Mi madre decidió que era lo mejor para mí.-ambos se sentaron juntos y al mismo tiempo, parecían robots- Tuve que repetir la preparatoria porque mi promedio no había sido tan bueno para poder entrar a la universidad, así que de una forma fue lo mejor pero también fue escalofriante tener que repetir la escuela. ¿Y ustedes?-Derek parecía nervioso, mi papá parecía intimidarlo, mientras que Bryer sólo escuchaba. Me dirigí a la cocina para poder alejarme de la tensión y ayudar a mi madre… Aún podía escuchar la conversación, pero ya no tenía los ojos retantes de mi padre sobre mí.

-Nosotros, tuvimos que salir de Forks por un problema familiar. Y bueno, estamos repitiendo la escuela por puro gusto. La mayoría de la gente lo encuentra incoherente, pero aquí en Canadá el nivel académico está mucho mejor y pues repetir la escuela nos ayudaría…-¿Esa era su gran historia? ¡Yo pude habérselo dicho sin necesidad de traerlo a casa!

-Linda,-dijo mi madre interrumpiendo mis reclamos en la cabeza- ¿por qué le dijiste a Bryer?-preguntó mi mamá con un hilo de voz.

-¿Cómo sabes que…

-Te conozco-interrumpió- y cuando estás desesperada haces locuras, igual que Edward. Además si no fuera así, no lo hubieras invitado a la casa.

-Y, si sabes que estoy desesperada ¿por qué me preguntas?

-Porque quiero escuchar todas las razones. ¿Ese chico te gusta?-la pregunta era muy tonta, sólo pude poner los ojos en blanco, y antes de que dijera media palabra ella…- No, él no te puede gustar… No después de…

-Mamá, no me gusta. Como tú dijiste, no es posible… Se lo dije porque… ¡ay! Realmente no lo sé. Hay veces que ni siquiera sabes porque haces las cosas. Bryer es mi mejor amigo. Sí, en sólo tres días, pero aprendes a querer a las personas muy rápido.

La conversación terminó, la mía con mi madre y la de mi padre también… Derek, Bryer y yo nos sentamos a comer. Como era de esperarse, Derek preguntó porque mis padres no comían, ellos dijeron que habían comido antes de que llegáramos. Cuando terminamos de comer, estuvimos un tiempo conversando. Indirectamente mis padres pidieron a Derek que no dijera nada sobre nuestra familia. Y cuando los chicos estaban a punto de irse…

-Bryer-dijo mi padre con una voz fría- ¿podrías quedarte un momento más? Creo que, sabes de que quiero hablarte

Hola!!
Bueno, aquí el nuevo capítulo ^^ Dedicado especialmente para mi amiga Isa* La chica que fue quien me hizo decidir escribir jeje [[Tk!]] Bueno, espero que me siga leyendo jeje
Espero les haya gustado y sigan votando!!! La celebración de mi cumple quiero que sea muy especial!!! =D Ustedes eligen como!!!
Muchísimas gracias por sus pequeños comentarios!!! Todos los leo con mucho cariño =)
Para los que se preguntaban si Carlie aún usaba su don... creo que este capítulo les dio la respuesta!! En fin, de nuevo gracias y espero sigan pendientes para leerme de nuevo ^^

x0,

*TaNyA*
lunes, 6 de julio de 2009

Capítulo XIII “Personas”

Mientras esperábamos a que nuestra clase de biología empezara, estuvimos platicando un poco de todo. En unos cuantos minutos parecía que éramos viejos amigos. Desde pequeña, las personas siempre me parecieron complicadas. Mi familia incluso llegó a ser complicada para mí. Pero Bryer, parecía entender lo que yo decía y yo entendía lo que él sentía.
El poco tiempo que teníamos para conversar, se nos fue volando; fuimos juntos al salón de biología y como era de esperarse, nos encontramos a Derek saliendo del aula…
-¡Nessie! No olvides que en el almuerzo hay interrogatorio.-dijo muy entusiasmado, sonreí.
Parecía que los lugares para tomar clase no estaban asignados, así que me senté junto a Bryer. Era la única persona que conocía en esos momentos; y creo que, por primera vez en toda mi existencia, me sentía avergonzada de que las personas me miraran fijamente… La clase aún no comenzaba y cada persona que entraba me observaba como si fuera un extraterrestre al cual querían abrir y analizar pieza por pieza.
-¿Nessie? -escuché decir a Bryer a un lado- ¿Es otro nombre que tienes?
-Ah… Eh… No, es… era un apodo que tenía en Washington…-mi voz parecía romperse… y por más que quisiera voltear hacia Bryer para que me escuchará mejor, no podía apartar la mirada del pizarrón. Los nervios me estaban comiendo viva. Y lo más extraño era que cuando yo me ponía nerviosa, hablaba sin parar y ahora me había quedado paralizada
-Oh… creo que ‘Renesmee’ es más… original
-Si, de hecho… Ne… Nessie ya no existe en mí… Mi nombre… es Renesmee Carlie Cullen Swan…-no tenía idea de cómo las palabras podían formularse y salir de mi boca.
-Vaya, me sé tu cumpleaños, algunas de tus comidas favoritas y varias cosas más que me dijiste hace un momento, pero no tu nombre completo… es una manera extraña de conocer a alguien ¿no?
-Buenos días jóvenes-interrumpió el maestro. Las miradas ahora se dirigían a él y no a mí. ¡Ay! Al fin…
Mientras el maestro daba la clase, no se escuchó ni una sola palabra por parte de los demás. Yo intentaba poner atención; pero mi mente estaba lejos, y ahora ya no sabía si por nervios o por los recuerdos que ‘Nessie’ me traía…
Pasaron 60 minutos y la clase terminó… El timbre fue el que me hizo saberlo.
-Tenemos clase de Inglés, Carlie-dijo Bryer… ¿Eh? ¿Carlie? Nadie me llamaba así…
-Ah si…
-¿Está bien que te diga así?
-Si, no hay problema… es sólo que nadie me llama así… bueno eres el primero
-Bueno, es que Nessie, dices que ya no eres tú…-lo dijo haciendo un gesto ridículo- y pues Carlie suena bien para ti-sonrió. Su sonrisa provocaba en mí… Felicidad. A pesar de los malos recuerdos, Bryer lograba hacerme sentir muy feliz… Extraño. Bueno creo que no hay cosas muy normales en mí, ni mucho menos cosas normales a mí alrededor.
-Bien, ¿me llevas al salón de inglés?
-Claro… ¿estás bien?
-Sí-respondí con una pequeña sonrisa. La verdad es que no estaba bien, y lo peor era que no sabía porque mis emociones cambiaban tan rápido.
Por los pasillos, por más salones, por casi toda la escuela caminamos hasta que llegamos al salón V9… entramos y nos volvimos a sentar juntos, justo hasta atrás…
-Hola, Bryer. ¿Qué ta… quién es ella?-le preguntó una chica que estaba justo delante de él, lanzándome una mirada asesina; justo como las de mi tía Rose. La chica tenía cabello de un color café oscuro, casi negro. Sus ojos eran azules, tenía piel clara, era delgada y tenía las facciones tan finas como mi padre. Era una chica bastante linda y creo que no le agradaba…
-Ah. Hola Vale. Ella es… Renesmee. Renesmee ella es Valentina.
-¿Rene qué?
-Me llamó Renesmee, pero si quieres puedes decirme Carlie. Es mi segundo nombre.
-Hola, mucho gusto.-la verdad parecía que no le daba gustó conocerme.
Las clases que había tenido, no eran aburridas, pero la mayoría de las cosas ya me las sabía. Mi memoria era muy buena, yo era algo atolondrada y me confundía con facilidad, pero creo que cuando se trata de repetir la preparatoria, no podía olvidar.
Llegó la hora del almuerzo y… bueno, la hora del interrogatorio.
-¿Vas a sentarte con Derek en el almuerzo?-me preguntó Bryer al salir de la clase de Etimologías.
-Sí, me dijo desde… espera. ¿Cómo sabes su nombre?
-Ah, él ha estado aquí tres años y bueno, lo conozco. Va en último año de preparatoria.-Entonces, cuando salimos de la preparatoria en Forks vino a Canadá ¿a repetirla?-Bueno, ¿puedo ir contigo? Valentina me pidió que nos sentáramos juntos, pero le dije que iba a estar contigo…
-Jaja, creo que Vale no te agrada ¿o sí?
-Si me agrada, bueno algunas veces me da un poco de miedo. Pero prefiero estar contigo; digo, quiero ser parte del interrogatorio.-mientras decía esto ya estábamos en la cafetería, nos formamos para pedir algo de comer y después nos sentamos en la mesa donde Derek estaba esperando.
-¿Qué hay, Bryer?
-Nada nuevo. ¿y tú, Derek?
-Aquí, un reencuentro con una vieja amiga.-sonreí. -Bien, Nessie. ¿Cómo es que llegaste a Canadá? ¿qué pasó de nuevo en Forks? ¿qué hay de nuevo contigo?
-Bueno-las mentiras llevan a más mentiras-pensaron que lo mejor era mudarnos a Canadá por mi seguridad y, en Forks hasta donde yo me quedé no pasó nada interesante.-Bryer, sólo comía sus galletas y escuchaba nuestra conversación.
-¿Y tus padres?
-Eh… creo que…-sonó el timbre para regresar a clase, el tiempo que habíamos estado formados para pedir la comida fue bastante, ¡gracias!-te parece si mejor vienes a casa conmigo y te explicaré todo ¿si?
-¿Hoy?
-Si, hoy. Si no puedes, mañana.
-Está bien, hoy. Entonces nos vemos en la entrada principal las 3:00pm ¿de acuerdo?
-Carlie, vamos a clase-me dijo Bryer del otro lado de la mesa.
-Sí.-sonreí, recogí la charola con la basura y Bryer y yo nos fuimos.
Era mi primer día y ya me empezaba a sentir frustrada. Las clases se volvían eternas con las miradas sobre mí y tantas ideas volando. Mi pregunta era ¿qué rayos le diría mi papá a Derek? ¿Cómo explicaría que, de nuevo, estoy iniciando la preparatoria? ¿Le dirá la verdad? Mi mente estaba perdida en otro mundo, y creo que…
-Carlie, ¿segura que estás bien?-la voz de Bryer sacudió mi cabeza y regresé a la clase. Era la última clase del día, lo recordé por el horario que me aprendí esta mañana, Historia.
-Sí, es sólo que…-sonó el timbre, eso decía que la clase había terminado. Increíble como pasó el tiempo.
-Creo que Derek, con la pregunta sobre tus padres, te puso así.
-No, lo que pasa es que-¿sería malo si, tuviera tanta confianza en él y le contara la verdad? Alguien debía saber mi verdadera vida y ser mi soporte cuando el precipicio tenga fin ¿o no? Como fuera, tenía que tener a alguien en quien confiar aquí, después de todo, este sería mi nuevo hogar- Tengo que decirte algo…
- Creo que ya me contaste toda tu vida ¿no?
-Si, bueno… no. Tengo que decirte… La verdad.

Hola Chicos y Chicas!!!
Muchísimas Gracias por seguir aquí leyendome y aguantando mis ocurrencias. De nuevo Mil y un más de Gracias a Bella Morte!!! [[Fer!! Amiga eres genial!!]]
En fin, estaré publicando un poco más seguido debido a la celebración!!! ^^ Wiii mi cumple jeje... Aunque mi castigo sigue =S
Bueno, espero les haya gustado el capítulo y no olviden darme un lenguetazo:: recibo desde saludos hasta quejas, abucheos y reclamos!!!
Este capítulo, dedicado especialmente para... [[suena el redoble de tambores]] TODOS MIS LECTORES!!!! GRACIAS!!!!!!!**

x0,

*TaNyA*
lunes, 22 de junio de 2009

Capítulo XII “Un Pequeño Gran Mundo”

¡Oh Por Dios! No puedo creerlo…
-¿Derek?
-¿Nessie? ¿Qué haces aquí?
-Me acabo de mudar ¿y tú?- estaba muy emocionada, Derek había sido un gran amigo mío en Forks, bueno cuando aún iba a la escuela… ¡Oh oh! ¿Cómo iba a explicar que estaba repitiendo la preparatoria? ¿Cómo iba a decirle que tenía una historia diferente?
Esperaba que no me preguntará…
-Es que en cuanto salí de la preparatoria Forks, mis padre decidieron cambiar de vida…-él también parecía sorprendido; no había cambiado nada, bueno, sólo era un poco más alto… pero podía ver en sus ojos que seguía siendo el mismo chico divertido que conocí…- pero… ¿tú? ¿qué? ¿cómo?
-Muchas preguntas…-lo interrumpí, tenía que alejarme de él y pensar en una historia coherente- oye lo siento, tengo que ir a clase…
-Ah, si yo también, tengo clase de biología y no le agrado al maestro… ¿te veo en el almuerzo?-me sonrió
-Si, bueno… si encuentro la cafetería
-Bueno, entonces te veo más tarde-me dio los papeles que había recogido del suelo y salió corriendo.
¡Maldición! ¿Ahora cómo explicaría esto?
Mil ideas aturdían mi cabeza… Tomé el celular y le marqué a mamá
-¿Qué sucede, linda?-contestó muy alterada. Era la primera hora y ya tenía problemas…
-Hola mamá, bueno… ¿Recuerdas a aquel chico de ojos verdes, alto, bien parecido? ¡Bah!… sé que lo recuerdas…-estaba muy agitada, y nerviosa… como siempre, yo empecé a alardear cosas.
-Renesmee, cálmate…-me interrumpió- Si lo recuerdo, Derek, ¿Qué sucede con él?
-Está aquí… en esta escuela y me lo acabo de encontrar, no sé qué decirle de nosotros, ni porque llegué a Canadá.
-Linda, está bien, relájate toma tus clases y hablaré con tu padre… ¿piensas qué te lo volverás a encontrar?
-Sí, dijo que me vería en el almuerzo…-estaba desesperada, una mentira siempre te lleva a otra mentira…
-¿A qué hora?-tomé mi horario y busqué la hora…
-A las 12:00pm
-Te llamaré 15 minutos antes ¿está bien?
-Sí… pero ¿y si le toca alguna clase conmigo? ¿si me lo encuentro en el pasillo de nuevo?
-Renesmee, respira profundo…-yo desesperada y mi mamá con sus técnicas de yoga. ¿Qué hago? Creo que realmente me estaba ahogando en vaso con agua o ¿no? Esto será fácil de resolver ¿verdad?- está bien, te llamaré en 10 minutos, supongo que no vas a entrar a clase, ya es tarde.
Tomé el consejo de mi madre y respiré profundo…
-Está bien, buscaré mis otros salones mientras tanto.-Terminé la llamada, volví a tomar mi horario y mi mapa.
Mi siguiente clase era biología, en el salón B13… Si era el mismo grupo que el de Derek me lo encontraría de nuevo.
-Ya Renesmee, tranquilízate,-escuché decirme en mi mente- estás haciendo mucho drama por nada.
Subí la escalera para buscar el salón, los pasillos eran amplios. Los salones estaban cerrados mientras había clase…
Llegué a la clase de biología, eché un vistazo por la pequeña ventana en la puerta, y ahí estaba Derek…
Decidí buscar la cafetería mientras esperaba la llamada de mis padres. Pero… Si Derek era de mi “edad” ¿por qué estaba repitiendo la preparatoria?
El sonido de mi celular interrumpió mis pensamientos… Contesté
-¿Mamá?
-No, soy tu papá…
-Ah, pensé que me llamaría mamá-no sé porque, pero aún no podía perdonar a mi padre, y la voz que utilizaba con él lo demostraba…
-Renesmee, si vuelves a ver a Derek y te pregunta algo sobre nosotros o porque nos mudamos… no respondas…
-¡Ah, claro! ¡¿Y qué hago?! ¡¿Salir corriendo?!-intentaba que mi voz se escuchará normal y no gritándole a mi propio padre, pero me era imposible evitar sentir tanto coraje hacía él.
-No, escúchame… Invítalo a casa, tengo una idea…
-Está bien.-no dije nada más, colgué el teléfono.
Cuando me di cuenta ya estaba en la cafetería, era una habitación enorme, había mesas por todos lados y al final del cuarto estaba la barra de comida… La escuela era bastante grande, aunque por fuera pareciera otra cosa.
Faltaba media hora todavía para la clase de biología, me acerqué a la barra y pedí un jugo. Me senté en una de las mesas y revisé una y otra vez mi horario, mi memoria no era mala, considerando que soy mitad vampiro; pero siempre me confundía en esto de las clases y los salones… algo extraño en mí
-Hola-escuché decir detrás de mí.- sabía que te encontraría aquí.
Una gran sonrisa se dibujo en mi rostro…
-¿Acaso me estás siguiendo?-contesté si mirar
-No… pero, aunque te conozco poco, sé que no sigues mucho las reglas
-Creo que tú tampoco… o sino, dime ¿qué haces aquí?
-Pues… ¿me dejas sentarme?
-Claro que sí…
-Llegué tarde y no me dejaron entrar a clase-dijo mientras se sentaba en frente de mí…
-Yo también me retrasé, me tocaba clase…
-En el salón D4-me interrumpió- ¿cierto? Literatura
-Ok, me das un poco de miedo-bromeé - ¿estás espiándome?
-No, claro que no, me tocaba en el mismo salón… y lo dice tu horario-sonrió
-¿Por qué no me dijiste que estabas en esta escuela?
-Es un pequeño gran mundo ¿no?..-le lancé un mirada asesina, suspiró- Por qué quería que fuera sorpresa…
-Créeme, ya no quiero más sorpresas
-¡También te toca biología!-dijo muy sorprendido- creo que tenemos casi el mismo horario…
-¿En serio? ¡Qué bien!-estaba muy entusiasmada, aún cuando no me conocía, me ayudo en un momento “difícil”… era una amistad extraña- ahora si podremos conocernos mejor, Bryer.

Hola a todos!!
Bueno primero que nada:: Muchas Gracias Fer [[Bella Morte]], en serio me ayudas mucho!!! y bueno aquí les dejo el siguiente capítulo, espero les haya gustado; la verdad es que siento que mis últimos capítulos no han sido tan buenos como los primeros =S... como saben todos estoy castigada y bueno, he estado por aquí escribiendo y hoy publicando para ustedes de contrabando!! jeje
Como dije, siento que la calidad de mis capítulos ha disminuido, pero prometo que me esforzaré más para ustedes!!! ^^ Como cada capítulo tiene una dedicación especial, este va para todos mis viejo amigos!! Que siempre me llenaron de alegrías y sorpresas!! [[Ay que cursi soné]]
En fin, espero me dejen un lengüetazo con sus sugerencias para este, Su FANFICTION!!!

x0,

*TaNyA*
sábado, 13 de junio de 2009

Cápitulo XI "Sorpresas"

Jacob estaba del otro lado de la línea, y yo simplemente no podía hablar. Las palabras correctas no se formularon en mi cabeza… De nuevo la sensación de las libélulas alborotadas estaba en mi estómago.
-Ness, ¿estás ahí?-preguntó desesperado cuando no escuchó mi respuesta.
-Ah… Ss…-seguía sin poder emitir sonido. El escuchar su voz…
-Renesmee… por favor contéstame-suplicó
-Ja… Jacob.-intenté que mi voz se escuchará sin emoción alguna.
-Nessie, ¿por qué no quieres contestarme? ¿Qué sucede?- aparté el teléfono de mi rostro, escuché su voz a lo lejos .-Te necesito, eres la persona que más am…
-Jacob…-interrumpí, el tono de mi voz era normal, sabía que él escucharía.- la única razón por la que no quiero hablar contigo, es porque quiero olvidarme de ti…
No me di tiempo para escuchar su respuesta, terminé la llamada y le entregué el celular a mi padre. Entré a mi habitación, cerré la puerta y me senté sobre la cama. Las lágrimas comenzaron a brotar de mis ojos sin aviso. No sé cuánto tiempo estuve así…
-Renesmee, ¿podemos hablar, pequeña?-escuché decir al otro lado de la puerta. Era mi madre.
A veces, adoraba que fuera tan comprensiva conmigo, que me escuchara; pero algunas otras odiaba que cuando quería estar sola, ella se obstinara en consolarme…
-Mamá…- dije con un pequeño hilo de voz- necesito estar sola…
-Nena, en serio necesito hablar contigo… -sequé mis lágrimas
-Necesito estar sola…-repetí.
No volvió a insistir; se hizo tarde y me metí en la cama, mañana sería mi primer día de escuela. De un momento a otro me quedé dormida, y alivié un poco mi dolor al sumergirme en mi propia mente.
Abrí los ojos, era temprano; las 6:30am o quizás las 7… Me levanté de la cama y me di una ducha. Regresé al cuarto y mi uniforme estaba sobre mi cama; una linda falda de color rojo, una blusa blanca de manga corta, un suéter rojo con detalle negros, las típicas calcetas blancas y mis zapatos negros favoritos… Seguro mi madre había entrado, mi uniforme estaba impecable… Seguro mi madre era la culpable.
Me vestí lo más rápido posible y bajé a desayunar.
Mis padres ya me esperaban en la cocina. Me serví un plato de cereal y en silencio me senté junto a mamá…
-Renesmee, no puedes evitar a Jacob por siempre-dijo mi padre. Su voz temblaba, parecía asustado. ¿Mi padre? ¿Asustado?
-No lo estoy evitando… intentó olvidarme de él.
-Pequeña… No te mientas a ti misma-me aconsejó mi madre
Me quedé callada, no tenía ganas de discutir… Era mi primer día de escuela, quería que todo fuera perfecto. Después de todo, empezaría una nueva vida y debí empezarla bien; sin discusiones ni malos… recuerdos.
-¿Podrían llevarme a la escuela? Se hace tarde…-presioné, intentando cambiar de tema.
-Claro que sí, termina y sube al auto…-ordenó mi papá. ¿Auto? ¿Qué auto?
Me apresuré a terminarme el cereal y salí de la casa, para saber de que hablaba mi padre… El hermoso Volvo plateado de mi papá, estaba estacionado justo en frente. ¿Cómo lo trajeron? No tenía la menor idea, millones de respuestas existían para esa pregunta…
-Vamos, linda. Sube…-dijo mi mamá desde el asiento delantero.
El viaje fue, como siempre, muy rápido. Parecía que esta ciudad era tranquila, pero la velocidad era indispensable para mi familia.
Llegamos a la escuela… Era un edificio, no muy antiguo, por fuera las paredes eran grises y los detalles color marrón. Mis padres me dejaron en la entrada, ellos también tenían que llegar a clases.
Entré a la escuela y, la verdad estaba asustada; mi familia y la gente que me conocía desde pequeña, decían que mi personalidad era única y atrayente para quien estaba a mi alrededor. Pero la verdad es que, estaba asustada… Nueva casa, nueva escuela, nueva ciudad…
-Renesmee… Tranquila, todo saldrá bien…-me dije mientras atravesaba las puertas de la dirección.
Había dos estantes pegados a una pared, todos llenos de archivos… Del otro lado de la habitación, había tres sillas negras; una de ellas estaba ocupada por una chica de cabello largo oscuro, su piel era igual de clara como la mía… En medio de la habitación había un pequeño cubículo cerrado y un escritorio justo en frente. Me acerqué al escritorio
-Buenos días, ¿puedo ayudarte?- me preguntó la señora que estaba sentada frente al escritorio. Su cabello era del mismo tono que el de mi tía Rosalie. No podía ver su cara, estaba inclinada viendo los papeles que había sobre su mueble…
-Buenos días… ¿señorita…?
-Kathie.
-Señorita Kathie… Mi nombre es Renesmee Carlie Cullen. Soy nueva en la escuela…
-¡Ah! Sí… De Estados Unidos ¿no?-me interrumpió
-Sí… Me gustaría saber donde tomaré clase…
-Sí, sí… Claro-si apartar la mirada del escritorio me dio un péquela hoja de papel blanca y una amarilla. También, me dio una pequeña llave- ese es tu horario, el mapa de la escuela y la llave de tu casillero…
-Gracias.- Guardé la llave, buscaría el casillero en otro momento. Salí casi corriendo de la dirección.
Mi primera clase era en el salón D4 a las ocho en punto; miré el reloj que estaba en la pared y faltaban 15 minutos para las ocho…
No quería llegar tarde, así que caminé lo más ráp… razonable posible… Iba por un pasillo, sin dejar de ver el mapa de la escuela y de repente sentí que alguien me empujó por detrás, caímos al suelo…
-¡Lo siento!- Se disculpó…
-No te preocupes, yo iba distraída
-Déjame ayudarte…-recogió los papeles mientras yo intentaba levantarme…
-Muchas gra… - ¡Oh Por Dios!.

Bueno chicos como muchos ya lo esperabamos aqui esta el XI Cápitulo de este super Fan Fiction vale , pues TaNyA me dejo dicho que era a peticion de todos ustedes y que en realidad lamenta no poder estar aqui ,pero estoy yo ( que no es lo mismo) para ayyudarla un ratito.

Espero sinceramente que pronto termine su castigo , que le aya gustado este capitulo el cual a mi en lo personal me facino.

viernes, 12 de junio de 2009

Premios Premios y más Premios=D

Hola chicos bueno primero me presento: Soy Bella Morte, , bueno pues estare ayudando aqui a TaNyA por que como todos saben esta castigada=( , pero bueno esperemos que no dure tanto , creo qeu todos la vamos a extrañar.



Bueno ahora si aqui les dejo mas premios que le dieron a TaNyA ( la perguntas y reglas que llven cada uno , las contestara TaNyA, por lo que solo pondre las reglas y los premios despues vendre a editar para que conoscan lo que TaNyA piensa).


Muchisimas gracias a Solo Vampiros , por esots lindos premios.














REGLAS:


1. Responder a las preguntas en tu blog.
2. Cambiar una pregunta que no te guste por otra inventada por ti.
3. Añadir una pregunta creada por ti.
4. Pasarlo a otras ocho personas.

Aqui dejo a los ganadores (todos escogidos por Tania) FELICIDADES!!!

TWILIGHTERS MEXICANOS

RENESMEE

BELLA MORTE

...CLUB TWILIGHT..

CREPUCULO

TWILIGHT ARGENTINA

TWILIGHT CREATION





Aqui el otro premio gracias a ...Club Twilight... y a Twilighters Nexicanos por este lindo premio:








Este premio consiste en aparte de pasarlo a otros blogs , decir por que te gusta Twilight ,que le dirias a uno de los protagonistas de la saga y por qué le agradeces a la persona qué te lo dio...
Aqui estan los ganadores de este premio:
TWILIGHTERS MEXICANOS
RENESMEE
BELLA MORTE
...CLUB TWILIGHT...
Bueno pues ya esta MUCHAS FELICIDADES A TODOS LOS GANADORES BESOS A TODOS!!!!1
miércoles, 3 de junio de 2009

*°*PREMI0o*°*

Hola!! De nuevo yo, ok tal vez me digan... ¿Cómo no publica y aquí está en el blog otra entrada que nada que ver con el FANFIC?

Pues bueno, ya estoy casi oficialmente de vacaciones, pero =S tal vez me ausente por un buen rat0t0te... la verdad espero que no0!!! pero bueno...
Paso para dos cosas, la primera agradecerles a todos por leerme, por ser pacientes; el capítulo XI está en edición!! y bueno la segunda cosa es porque de nuevo he recibido un premio!! ^^ Ay! Soy tan Feliz!
El premio fue otorgado por Amo Las Novelas Vampíricas...
A quien doy mi más grnade agradecimiento!! ¿Saben lo que esto significa para mí? Que hay mucha gente que le gusta lo que hago!! ^^


Requisitos para Recibir el premio::
*Seleccionar 4 Blogs que fomenten este genero bien de Forma literaria (información, novela, Fan Fic) O bien de hablando de películas & Series.
*Avisar al Blog elegido para que venga a recoger su premio.
*Poner un enlace de los Blogs elegidos y a ser posible, razón constructiva de por que en tu opinión son merecedores del premio.
Bueno, los ganadores son::
La verdad, aunque yo publico hay, N0O soy la administradora ni nada de eso, es por eso que siempre tendrán un premio de mi parte... Están al pendiente de todo y en el blog encuentran muchas cosas más aparte de noticias... [[Por cierto Tannia!! Muchas felicidades el fondo y el banner nuevo te quedaron geniales!!]]
De los mejores blogs de noticias siempre actualizados!! ^^
Otro blog donde participo, sólo que en el no publico tanto, puesto que teniamos problemillas con la sobrecarga del blog, en fin... las quiero chicas =D
En fin, premio para ustedes por el esfuerzo que han hecho!!
Isa!!! Mi amiga, inspiradora y lectora también jeje Espero que si haga tercera parte de su fic!!! Me encanta!! C=
Y de nuevo... MUCHAS GRACIAS =^.^=